Compartir

Tirso de Molina fue un narrador del barroco, poeta, dramaturgo y religioso mercedario. Nació en el año 1579 y falleció en 1648. Este escritor es considerado como uno de los dramaturgos más resaltantes de la literatura Española.

En este artículo podrás conocer diversas curiosidades sobre su vida y campo laboral, las cuales son desconocidas por una gran cantidad de individuos. Asimismo, estás han sido comprobadas mediante múltiples investigaciones.

Seudónimo

Algo que muchas personas no saben es que Tirso de Molina realmente no es el nombre verdadero de este autor. Verdaderamente su nombre es Gabriel Téllez, todas sus obras y trabajos son realizados bajo su seudónimo el cual se popularizó muchísimo y debido a esto todos lo llamaban Tirso.

Criticas al área religiosa

Un detalle curioso es que Tirso de Molina fue sacerdote, sin embargo no dudó en realizar criticas al respecto de varios temas religiosos con los cuales no estaba de acuerdo. Todas estas opiniones las realizaba mediante sus obras.

Aunque, por supuesto tuvo diversos inconvenientes en consecuencia, teniendo así que mudarse de la cuidad en donde vivía durante un tiempo. Al final tomo la decisión de renunciar en el Monasterio de Estercuel. 

Asimismo, se cree que esto no fue por voluntad propia, si no que por el contrario fue obligado a retirarse y perderse por algún tiempo de la vida literaria.

Personajes femeninos

Se cree que Tirso de Molina fue el primer escritor que consiguió que las mujeres fueran protagonistas de los libros y además, tuvieran valor y profundidad psicológica. Siendo este un aspecto sumamente importante y transcendental en la historia.

Lope de la Vega

Tirso de Molina era gran fanático de este dramaturgo, el cual también fue un representante sumamente importante del siglo de oro en España. Tirso tuvo la oportunidad de conocerlo en Alcalá de Henares.

Destierro

Luego de que realizara la publicación de “profanas comedias”, en el año 1625 múltiples autoridades de España incluyendo al Conde Duque de Olivares decidieron desterrar a Tirso, el cual fue enviado directamente al palacio de la merced en Sevilla.

Esto debido que a su parecer su texto era inmoral e incitaba a los malos comportamientos. Al pasar del tiempo Tirso fue “perdonado” y de esta manera readmitido nuevamente en el país, sin embargo, volvió a ser desterrado por culpa de sus obras y esta vez fue enviado a Cuenca.

Progenitor

Otra de las curiosidades sobre este autor trata sobre quién es su padre, se han creado una gran cantidad de teorías distintas entorno a este tema, sin embargo, las mismas han sido desmentidas abiertamente y con argumentos muy claros.

Una de las teorías más creíbles hasta el momento es la elaborada por Blanca de los Ríos, dicha mujer señala que Tirso de Molina era hijo del Duque de Osuna, basando su teoría en la partida de nacimiento de este autor, en donde presuntamente puede observarse el nombre del Duque mencionado anteriormente tachado pobremente, por lo que de igual manera se alcanza a leer con relativa claridad su nombre.

Aunque, cabe destacar que ninguna de las teorías fue confirmada, por lo cual, no se ha confirmado el verdadero progenitor de Tirso de Molina, siendo aún un misterio para todos los seguidores de su trabajo.

Autorías dudosas

Varios individuos tienen dudas acerca de la autoría de Tirso de Molina en las novelas “el condenado por confiado” publicada en el año 1635 y también “El burlador de Sevilla” publicada en el año 1630. Aunque hasta el momento al igual que la curiosidad anterior está información no ha sido confirmada.

Formando así parte de sospechas, sin pruebas que puedan ser ofrecidas para comprobar la veracidad de lo expuesto. Continuando Tirso de Molina como el autor de ambas obras hasta el momento. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here