Compartir
elecciones de Kenia anuladas

Inesperadamente la Corte Suprema de Kenia anuló hoy el resultado de las recientes elecciones del país y es que el alegato de la Corte ha sido que las elecciones no fueron realizadas bajo la línea de la constitución de Kenia, con lo cual quedaron sin efecto las elecciones.

La petición de anulación la introdujo el candidato opositor y perdedor de la contienda electoral Raila Odinga, mientras el Presidente de la Corte, David Maraga, determinó que hubo irregularidades con el recuento de los votos y ordenó la repetición de las elecciones dentro de los próximos 60 días.

El resultado que dio por ganador al presidente saliente Uhuru Kenyatta con un 54% de votos a favor y anunciado por la IEBC, fue rechazado de inmediato por Odinga, quien también denunció el Hackeo del sistema electrónico con la intención de manipular los resultados, como en efecto se hizo, manteniendo en todo momento la denuncia de las irregularidades en los formularios de votación.

Uhuru Kenyatta obtuvo un 54% de votos a favor

Sin embargo, el dictamen a favor de su petición es un triunfo sin precedentes tanto para Kenia como para toda África, ya que nunca antes se había dictado una sentencia que anulara la elección por demás irregular de un presidente; en contraposición los representantes legales de Kenyatta califican la decisión como política cuyas consecuencias están dispuestos a acatar.

Los observadores internacionales presentes en la jornada electoral, calificaron el proceso de transparente aun y cuando hubo en todo momento denuncias de fraude por parte de los opositores; así mismo, los enfrentamientos posteriores a las votaciones ocasionaron alrededor de 24 fallecidos, de acuerdo a denuncias de parte de grupos de defensa de los Derechos Humanos.

Debido a los antecedentes de violencia, estas elecciones se realizaron bajo un clima de mucha tensión y expectativa, con la vigilancia de 150.000 miembros de la seguridad distribuidos por toda Kenia y con la vigilancia de múltiples entes internacionales.

Odinga y sus partidarios ya se habían adelantado a los resultados afirmando que no aceptarían los resultados debido a que tenían conocimiento de que habían intentado hackear el sistema. Después unos resultados preliminares daban el triunfo a Kenyatta y resurgió el temor de violencia ya antes vivida, aunque finalmente después de haberlo negado, la IEBC confirmo que en efecto hubo el intento de hackear el sistema para manipular los resultados pero que el mismo fue fallido,

La tradición democrática del país da cuenta de que sus presidentes son electos por su afinidad a grupos étnicos más que por su programa político; por esta razón es que las elecciones traen consigo protestas lideradas por el opositor, tanto Kenyatta como Odinga pertenecen a importantes tribus mayoritarias y es que ya Odinga se ha enfrentado a la derrota en elecciones anteriores, siendo esta su cuarta vez.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here