Compartir

Este domingo pasado, un atentado terrorista se producía en Quebec, justo al norte de Canadá, en una mezquita. Allí, irrumpían los terroristas, los cuales, armados con armas automáticas, terminaban con la vida de seis personas. Las autoridades han asegurado al mismo tiempo que también hay ocho heridos de distinta consideración.

Un atentado que no tiene cabida en la sociedad canadiense

Esto es lo que ha manifestado el primer ministro canadiense, Justin Trudeau. Más que nada porque asegura que la sociedad canadiense es una sociedad moderna y tolerante que no se deja influir por el terror infundado de aquellos que piensan que los musulmanes con el mal del siglo XXI.

Por todo ello no ha tenido ninguna clase de reparo a la hora de condenar el hecho y de advertir que el gobierno de su país pondrá todos los medios disponibles para encontrar a los terroristas, ponerles a disposición judicial y hacer que todo el peso de la ley caiga sobre ellos sin ningún tipo de contemplación.

Movimientos peligrosos en sociedades inéditas

Esta es una de las conclusiones a las que se está llegando tras ver este tipo de ataques. ¿Cómo es posible que en una sociedad tan avanzada como la canadiense se produzcan estos hechos? La respuesta viene de todos los movimientos que está habiendo a lo largo y ancho del planeta en contra de los musulmanes. Pero no solo los movimientos tienen su influencia sino que estos provienen de algunas naciones tan influyentes en la escena internacional como puede ser el caso de Estados Unidos o Francia. ¿Qué cabe esperar en un futuro no muy lejano? ¿Habrá un atentado tras otro de uno y otro bando? Una posibilidad que aterra a muchos ya que sería algo muy complicado de controlar teniendo en cuenta los tiempos que corren en estos momentos en las distintas sociedades del mundo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here