Compartir

De nuevo el mundo del ciclismo tiene que vestirse de luto y llorar la pérdida de dos personas que no hacían otra cosa que practicar una afición común que no era otra que la de salir a montar en bicicleta. Unas personas que pertenecían al club Lleibig de Jávea y que fueron arrolladas por una conductora a la altura de la localidad de Jávea. Un accidente que se suma a los muchos que ya ha habido en las carreteras españolas y que no hace sino reabrir de nuevo el debate sobre la importancia que tiene no solo ir frente al volante en óptimas condiciones sino la importancia que tiene proteger a los ciclistas, los cuales, siempre tienen las de perder.

Los ciclistas tenían 28 y 58 respectivamente

Este es un dato que nos hace ver que este tipo de accidentes no tiene edad. Tenían 28 y 50 años cuando una conductora irresponsable les sesgó sus vidas. Y decimos que la conductora fue una irresponsable no de manera gratuita sino con datos en la mano. No en vano se sabe que la Policía llevó a cabo sendos controles de alcohol y de drogas y en ambos dio positivo. Un hecho que seguramente conlleve una pena de prisión ya que son varios delitos los que se les puede imputar por esta actuación.

Eso sí, ¿qué hay que hacer para que los conductores tomen conciencia de esta situación? ¿De verdad tiene que haber más muertos para que la sociedad comprenda de una vez por todas que el ciclista siempre es el gran perjudicado en un momento como este? ¿Cuáles son los medios que hay que poner? Son todas unas preguntas incómodas que parece que no tienen respuesta pero a las que deberíamos hacer frente si no queremos que sucesos como este se vuelvan a repetir con una frecuencia mayor de la deseada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here