Compartir

Francia es uno de los países europeos que ha reportado un incremento importante en el brote de sarampión en los últimos 9 años y es que han sido 24.000 los casos de sarampión documentados en dicho lapso de tiempo, con un total de 10 fallecimientos registrados en menores de edad lo que ha llevado a generar medidas para impedir que la cifra aumente.

Francia ha determinado que sea obligatorio la vacuna contra el sarampión, aunada a otras 10 a partir del 2018; las otras enfermedades que se incluyen en el proceso de vacunación ineludible son, difteria, tétanos, poliomielitis, hepatitis B, tosferina, bacilo Pfeiffer, meningococo C, pneumococo, paperas y rubeola.

La medida solo será temporal, ya que solo un 41% de la población francesa duda de la eficacia de las vacunas, aun cuando más de un 23% está sin vacunar, siendo este uno de las tasas más altas de Europa, según informó la ministra de Sanidad Agnés Buzyn.

brotes de sarampion

Italia también ha asumido la medida de vacunación contra el sarampión como obligatoria a partir del próximo mes de septiembre, de hecho, Italia acumula en lo que va de año  más de 3.000 casos lo que le ubica como el sexto país a nivel mundial con más casos de la enfermedad.

Otros países dependientes de la UE que presentan brotes de la enfermedad son, Rumanía con 3.922 casos, con mucho menos Alemania, Reino Unido, Francia y Bélgica. Los otros países donde las distintas vacunaciones son de carácter obligatorio: Francia, Hungría, Letonia, Portugal, Rumanía, Republica Checa, Eslovenia, Bulgaria, Grecia, Italia, Polonia y Eslovaquia.

Mientras que en España existe un calendario donde se recomienda a la población las vacunas, aun así la situación no preocupa y aunque si se levantan alertas por desabastecimiento de vacunas, estas han sido atendidas oportunamente, las inmunizaciones reportadas como faltantes han sido tétanos, difteria y meningitis B.

El porcentaje de vacunación en España es de 96% para la primera dosis y 94% para la segunda, con solo 87 casos reportados en lo que va de año, similar es el comportamiento de la tasa de vacunación en otras patologías; siendo la comunidad autónoma de Valencia la de mayor tasa de hasta un 100% mientras la más baja es Cataluña con un 94%.

Todo ello lleva a la conclusión de que al menos por ahora, no es necesario obligar a la población Española a vacunarse, las razones para no hacerlo focalizadas en un pequeño grupo están bien determinadas y en todo caso lo que hay es que tratar de convencerlos con pedagogía.

Recibir en su totalidad las dosis recomendadas en apego al calendario existente, permitirá al individuo producir un respuesta inmune duradera y reducirá la vulnerabilidad y propagación de las enfermedades como el sarampión.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here