Compartir
Cada hora se marchan 20 empresas de Cataluña

El ritmo de peticiones de las empresas para abandonar los registros mercantiles catalanes es inusual e inadecuado para una de las comunidades teóricamente más prósperas de la cuarta economía del euro.

La llegada de las empresas al calendario de registros y que solicitan un cambio de sede social, es de unos 20 por hora desde el último día 9, según los últimos datos oficiales del Colegio de Registradores.

En los días más estresantes, en torno a la declaración y suspensión de independencia realizada por el presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, superó la huida de 25 empresas a la hora. 700 empresas ya se han ido y en las solicitudes de cambio de dirección se percibe que rotan o descienden según si la secesión está más o menos cerca.

En los últimos días, el ritmo se ha ralentizado desde que Puigdemont no confirmó la declaración de independencia y el gobierno de Mariano Rajoy ha asegurado que no lo permitirá.

El número de empresas creadas en Madrid ha aumentado un 14%

 

los expertos señalan que las empresas pueden decidir cambiar su domicilio social por razones impositivas

Los últimos datos disponibles a partir del día 16, es que otras 68 empresas dejaron su domicilio social en Cataluña, aunque no llegaron a 212, que en un solo día, el lunes 9, pasaron por el registro mercantil mientras que las horas quedaban antes de la comparecencia de Puigdemont en el Parlamento.

La secuencia muestra que fueron los grandes bancos y empresas quienes dieron la señal de salida, ya que desde el día después del referéndum ilegal hasta el día 7, sólo CaixaBank, Banco Sabadell, Gas Natural y un pequeño grupo de empresas han cambiado de domicilio.

Pero su decisión alertó a las pequeñas empresas que comenzaron a disolverse. El lunes día 9, 212 compañías se fueron y el 10 de octubre se apuntaron 177 compañías. Al día siguiente, otros 155 abandonaron y después de la fiesta del día de la Hispanidad, 81 empresas le siguieron, a pesar de las garantías de Rajoy de que la legalidad sería restaurada.

Joan Vallvé participó en el consejo de administración que decidió cambiar la sede social de la empresa en Madrid para garantizar la seguridad jurídica de la empresa y no es sólo el cambio de dirección lo que distingue a la economía catalana del resto, ya que el Colegio de Registradores también ha publicado los datos correspondientes al tercer trimestre del año, que ya muestran un fuerte contraste de optimismo entre Cataluña y la Comunidad de Madrid, aunque aún no incluyen el mes de octubre.

Ana del Valle, directora de coordinación del registro, comentó ayer que el número de empresas que han aumentado el capital en el tercer trimestre cayó un 12,2% en Cataluña, mientras que la caída media nacional fue del 1,7%.

Dentro de dos años estaremos por delante de dos generaciones de trabajo en Cataluña, ya que la economía quiere seguridad jurídica y aún se tardarán cinco años para superar esta situación y poder volver a la” normalidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here