Compartir

Así de claro y así de contundente se han mostrado los hasta ayer integrantes de la formación morada. Y es que a pesar de que ya habían comunicado la decisión a su entorno, a través de una carta que se ha hecho pública en los medios de comunicación, han querido dejar bien claro que dar por cerrada esta etapa en este partido político.

El motivo es el enfrentamiento que está habiendo entre dos corrientes en estos momentos dentro del partido. Un enfrentamiento que, según ellos, lejos de enriquecer el debate no está haciendo otra cosa que enrareciéndolo.

La negativa de Bescansa

De todos modos, y por poner más datos sobre la mesa, el caso de Carolina Bescansa es mucho más significativo. Ella, una de las personas que fundó este partido, no ha querido posicionarse de ninguna de las dos partes. Y no será porque ambos no lo han intentado a toda costa. Es más, incluso Pablo Iglesias hizo todo lo posible para tratar por todos los medios de que formase parte de su lista. Eso sí, el hecho de no tener un cargo definido dentro de la misma hizo sospechar a Bescansa que seguramente no iba a tener la relevancia que tiene en estos momentos. Por eso declinó el ofrecimiento.

Un partido tocado

Esta podría ser la mejor manera de definir el estado actual del Podemos. Ya no solo por las luchas internas alrededor del poder sino porque poco a poco se puede ver cómo se está fragmentando. Una fragmentación que si bien es cierto hace unos meses parecía una virtud, a día de hoy parece todo un problema. Y mientras, como no podía ser de otro modo, el resto de partidos, concretamente el PSOE, permanecen a la espera ya que son conscientes de que habrá un buen número de votantes que retomarán su opción política en detrimento de un partido que ahora está a la deriva.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here