Compartir

Hablar del conflicto catalana con el Estado español, es a día de hoy un tema tabú para muchos ciudadanos. Y más, cuando se ha conocido el resultado del último barómetro sociológico, el cual, por cierto, ha arrojado un dato realmente curioso y sobrecogedor para los acólitos de Carles Puigdemont. Y es que, estos resultados aseguran que cada mes que ha pasado en este primer trimestre de este año 2017, han sido muchas las personas las que han abandonado la idea de la separación de Cataluña de España.

Esto, como no podía ser de otra manera, has llevado al Gobierno de la Generalitat de Catalunya, a afrontar una nueva estrategia. No solamente es importante que se centren en aquellas personas catalanas que todavía están indecisas, sino que al mismo tiempo cree que también puede ser relevante, e incluso determinante para la resolución del conflicto, que todo el problema de Cataluña se proyecte dentro de una marcada clave internacional.

Conversaciones con congresistas de Estados Unidos

Por todo ello, desde la propia Generalitat, no han perdido el tiempo y han aprovechado la visita de dos congresistas al Palacio de la Moncloa para tratar por todos los medios de reunirse con ellos durante el fin de semana. Los congresistas son el republicano de California Dana Rohrabacher, miembro del comité de exteriores y del subcomité para Europa, Euroasia y amenazas de emergencia en la Cámara de Representantes; y el demócrata de Nueva York Brian Higgins.

Hay que decir, que el apoyo de Estados Unidos, es una de las últimas balas que puede gastar la Generalitat de Catalunya dentro del panorama internacional. Esto es así una vez que se han percatado que dentro del viejo continente, es decir, dentro del conjunto de países que forman la Unión Europea, no cuentan con el apoyo necesario para emprender este tipo de medidas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here