Compartir

Donald Trump se ha erigido como el Presidente más violento desde la época de Richard Nixon, aptitud que quedo una vez más evidenciada en la rueda de prensa realizada en la Casa Blanca el miércoles y donde Trump se mostró bastante incomodo ante las preguntas de los periodistas presentes, en especial cuando le preguntaron acerca de la investigación relacionada con la campaña electoral y la supuesta injerencia rusa.

Con la salida forzada del fiscal Jeff Sessions, comenzó una especie de limpieza de la administración Trump, que según el Presidente cuenta con muchos nombres que saldrán del Gobierno muy pronto.

Despido del Fiscal Sessions

Los republicanos encabezaron un coro de advertencias en el sentido que se debe permitir al abogado especial Robert Mueller continuar con su investigación del caso Rusiagate, después  que Donald Trump finalmente despidió a su Fiscal General, Jeff Sessions y lo sustituyó por un incondicional de su confianza Matthew Whitaker, crítico de la investigación de Muller.

Trump es el presidente más agresivo de toda la historia

El republicano Mitt Romney, que resulto reelecto el martes senador por Utah, señaló a través de un Tweet que es imperativo que la importante labor del Departamento de Justicia continúe, y que la investigación de Muller se desarrolle sin interferencia hasta su conclusión.

Problemas con los periodistas

En la rueda de prensa Trump se mostró molesto ante los representantes de la prensa y dejo sentado que en lo sucesivo su aptitud será más enérgica frente a los periodistas. Lo que explica el hecho de la difusión de video manipulado acerca del impase con el corresponsal de CNN, Jim Acosta.

Después de que Jim Acosta se enfrentó con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la Casa Blanca revocó su pase. Durante la confrontación, una asistente de la Casa Blanca intentó sin éxito agarrar el micrófono de Acosta, quien pareció rozar su brazo cuando alcanzó el micrófono y él trató de aferrarse a él. “Perdóneme, señora”, le dijo.

La Secretaria de Prensa de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders, compartió un vídeo donde se pretende mostrar que Acosta tocó a la ayudante mientras intentaba quitarle el micrófono.

Expertos en edición, afirman que las imágenes han sido editadas, y como tal no reflejan lo que millones de personas observaron en televisión.

“Nunca toleraremos que un reportero ponga sus manos sobre una mujer joven que está tratando de hacer su trabajo como pasante de la Casa Blanca” escribió la Secretaria de Prensa de la Casa Blanca, en un Tweet.

La Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca emitió una declaración en la que condenó la utilización de las credenciales de seguridad del servicio secreto de los EE.UU, “como una herramienta para castigar a un corresponsal con el que tiene un trato dificultoso”.

La Asociación invito a la Casa Blanca a revertir lo que calificó de “acción débil y mal orientada”, agregó “revocar el acceso al complejo de la Casa Blanca es una reacción fuera de lugar”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here