Compartir

Renueva tu aire por uno más nuevo y, sobre todo, más seguro para tu salud.

Antes de que las temperaturas bajen a niveles insoportables, antes de que realizar una instalación de este tipo te resulte demasiado engorroso. Antes de que acabe el otoño debes cambiar tu aire acondicionado por uno nuevo. Hacerlo en esta estación es la mejor opción posible. Y más en un año como 2020.

No es algo complicado, ya que solo tienes que acudir a una web como la de Aire acondicionado Lowcostclima, que cuenta con un enorme catálogo, buenos precios y un genial servicio de atención al cliente; pedir lo que quieres y esperar a que llegue para que lo instalen. Es una cuestión de iniciativa, de querer realizar una inversión que se traduzca en comodidad, ahorro y salud.

Todos sabemos que un buen aire acondicionado es ideal para tener una temperatura agradable en la vivienda sin importar la estación. Precisamente por eso es tan aconsejable aprovechar el otoño para ello, porque no hay un frío que cala hasta los huesos, ni tampoco un calor que resulte abrasador. Las temperaturas son suaves y llevaderas sin estos aparatos.

Ahora bien, ¿y los otros factores? ¿Por qué precisamente en 2020 es cuando más se aconseja cambiar de aire acondicionado? Eso es algo que nos lleva a pensar en el enfoque económico, que deriva de la situación social actual, como también en el de la seguridad. Los nuevos aparatos están equipados para purificar el aire mucho mejor que los antiguos.

¿Qué ofrecen los nuevos aires acondicionados?

Los nuevos aparatos de aire acondicionado, para empezar, ofrecen una tecnología mucho más moderna. Con estos nuevos dispositivos, no solo se disfruta de más comodidades que los anteriores, también se solventan problemas de posibles ruidos o incluso funcionamientos inadecuados.

Por encima de todo eso, hay un factor especialmente importante, que no es otro que el bolsillo del consumidor. Un aire acondicionado más moderno, aunque pueda resultar más caro al principio, es exponencialmente más barato a la larga. Sus nuevos diseños, sus nuevos sistemas, todo está pensado para aumentar la eficiencia energética.

Dicho de otro modo, un nuevo aparato de este terreno consume menos electricidad y, por lo tanto, puedes usarlo durante más horas sin tener miedo a que la factura de la luz sea mucho más grande. Al revés, es más que probable que, usándolo el doble que uno antiguo, acabes pagando incluso menos que con él.

Luego, hay otro factor que consideramos especialmente relevante este año, y es el de los filtros de aire. Los modelos más frecuentes llevan filtros HEPA, aunque no todos cumplen con la normativa UNE 1822, que establece un mínimo de retención de aerosoles del 99,95% para garantizar una mejora en la calidad del aire.

Son los que vemos en más aparatos, y los que llevan a pensar a muchos erróneamente que sus aires acondicionados son lo suficientemente buenos como para no renovar. Si no cumplen esa normativa, no están a la altura y, por lo tanto, no te garantizan disfrutar de un aire que no sea perjudicial para tu salud.

De hecho, precisamente por eso encontramos modelos como los que firma Mitsubishi Electric. Esta compañía ha diseñado una tecnología, Plasma Quad Plus, que es capaz de retener polvo y ácaros a la vez que elimina el 99% de los virus y las bacterias. Los ataca directamente con radicales OH- que desestabilizan su estructura hasta el punto de inutilizarlos por completo.

Y es precisamente por soluciones como esa por lo que hay que dar el paso y cambiar. Porque solo así se puede tener más seguridad frente a un virus que se transmite por vía aérea y porque solo así se puede tener la certeza de disfrutar de un aire limpio y saludable.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here