Compartir

Los registros de destrucción de símbolos alusivos a los líderes esclavistas, van en aumento mientras el presidente Trump va a comenzar con los mítines en Tulsa.

La invitación de la Asociación Indígena Richmond, acompañada de una imagen bastante elocuente, dejaba pocas dudas de hacia dónde se quería dirigir la protesta, el mensaje por una parte invitaba a ser prudentes y a acudir con las mascarillas puestas y con las precauciones del caso y por otro, mostraban la imagen pintada de rojo de Cristóbal Colon  con mensajes de rechazo a los colonialistas y esclavizadores.

Así se envió a los seguidores de dicha Asociación, para reunirse en el parque Byrd de Richmond, Virginia el pasado martes a las 6 de la tarde.

No pasaron muchas horas después de la convocatoria, cuando un grupo de manifestantes con ayuda de una soga derribaron la figura de Colón y la echaron al fondo de un estanque.

Pero este no fue el único suceso de ese día, puesto que a pocos kilómetros de la capital de Virginia, específicamente en Boston, otro grupo de personas le arrancaron la cabeza a una estatua de Colon  casi al mismo tiempo.

Al día siguiente, el miércoles, fue rescatada del agua la figura de Colon por parte de las autoridades de la localidad de Richmond y mientras la otra figura dañada en Boston Massachusetts, era desmantelada por las autoridades correspondientes, en tanto que su alcalde explico muy someramente cual sería el destino de dicha estatua.

Al respecto, Walsh señaló que en vista de las circunstancias en las que estas acciones se han dado, tanto en Boston como en muchas partes de Estados Unidos, es necesario tomarse el tiempo para evaluar el peso histórico de ello. Sin embargo, quienes protagonizan esta oleada de protestas y arremetidas contra las estatuas, solo piensan en la forma de seguir derrumbándolas.

Es el caso de otra estatua de Cristóbal Colon, fue derribada el pasado miércoles en Minneapolis por otro grupo de activistas que convocó el AIM o Movimiento Indio Estadounidense.

La misma estaba situada justo en frente del Edificio donde tienen lugar las reuniones del Congreso de la localidad.

Es así como paso a paso se ha ido extendiendo esta arremetida en contra de las estatuas por todo Estados Unidos como una escalada al “debate”, si es posible llamarlo así, sobre el racismo en el país.

Los blancos de los activistas, son aquellas figuras que de alguna manera sostuvieron la esclavitud, como en el caso de la figura de Jefferson Davis la cual también fue derribada este miércoles de la Avenida de los Monumentos de Richmond.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here