Compartir

En un ambiente en el que las hostilidades entre Estados Unidos y Corea del Norte son más que evidentes, se ha sabido que hace 5 días, el gobierno de este último país ha detenido a una persona dentro de sus fronteras que a pesar de haber nacido en la propia Corea del Norte tiene también nacionalidad estadounidense. Según las fuentes a las que ha podido acceder esta redacción, el objetivo de esta persona, cuyo apellido es curiosamente Kim, no eran otras que las de llevar a cabo un análisis de las labores humanitarias que se estaban llevando a cabo dentro de esa nación. Unas actividades que no parecen ser muy hostiles al menos a ojos del resto del planeta.

La desconfianza permanente de los norcoreanos

Sin embargo, y siempre según estas mismas fuentes, el gobierno de Corea del Norte no quiere que haya ninguna fisura entre sus filas. Es por ello por lo que toda aquella persona que pueda representar una amenaza, o toda aquella persona que pudiera tener una actividad sospechosa, no sólo sería detenida sino que al mismo tiempo también tendría que ser interrogada por los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y de portada a su país de origen. El problema es que el país de origen de esta persona es el propio Corea del Norte.

Añadir, como dato curioso, que si bien es cierto que en otras ocasiones el gobierno de Corea del Norte ha reconocido la detención de otras personas, en esta ocasión no sólo no lo ha reconocido si lo que ha dicho que no tiene noticia alguna de todo esto. Cómo nos podemos imaginar, en esta escalada de tensiones y de agresiones verbales entre dos de las grandes potencias de nuestro planeta, es normal que se lleven a cabo este tipo de juegos dialécticos. El problema es que las noticias son unas y la versión oficial de Corea del Norte es otra.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here