Compartir

Un total de 8 personas, 4 extranjeras entre ellas, resultaron sorprendidas por el atacante que cuchillo en mano consiguió apuñalar a todas. El hecho sucedió en las ruinas de Jerash, Jordania.

El joven alcanzó a herir a ocho personas en medio de un escenario tan emblemático y hermoso, que no merece tal espectáculo.

El lamentable saldo tras momentos de mucha confusión y alteración, fue de 4 turistas de los cuales 3 proceden de México y 1 de Suiza, más 4 ciudadanos de Jordania cuyas heridas han sido de cierta gravedad, de acuerdo a las fuentes oficiales que conocieron el hecho.

Tal acto de violencia en un lugar de una indudable importancia para el turismo de Jordania, es un golpe duro que afecta directamente los ingresos por concepto de turismo y por supuesto la imagen del reino.

Se dio a conocer que al momento del suceso el agresor quien vestía prendas de color negro, simplemente se lanzó hacia el grupo de personas que caminaban en compañía de un guía turístico, la reacción de las fuerzas de seguridad no se hicieron esperar pero aun así este hombre generó caos, pánico y heridas a estas personas.

El hecho sucedió en este conocido centro de turismo ubicado a 50 kilómetros al norte de la población de Amán. Posteriormente, las fuentes policiales revelaron el nombre del autor de este ataque con cuchillo, cuya edad es 22 años, Mohamed Abu Touaima.

El joven hombre procede de un campo de refugiados de origen palestino el cual se ubica en los suburbios de Jerash, el mismo era solicitado por las autoridades desde hace tiempo y hasta ayer en horas de la noche se encontraba bajo interrogatorio dirigido por agentes antiterroristas.

Sin embargo ningún grupo terrorista se ha atribuido el ataque por lo que hasta ahora se presume que se trata de una acción en solitario por parte del joven refugiado de 22 años.

En el momento del ataque se escuchaba de voz de una de las turistas que era víctima, decir que el hombre tenía una navaja, que era un puñal y al mismo tiempo pedía ayuda a gritos. Al parecer todo sucedió muy rápido y cuando llegó la calma el panorama era abrumador pues yacía en el suelo una de las mujeres ensangrentadas y con una herida de importancia en su espalda.

Por otro lado, un hombre con el pecho ensangrentado, personas intentando auxiliar a los heridos, peticiones de auxilio en español que se mezclaban con algunas instrucciones dichas en árabe formando una escena de la que ninguno esperó jamás ser participe.

Zouheir Zreiqat, el guía turístico, relato los hechos indicando que el hombre vestido de negro se abalanzó sobre estas personas y comenzó a apuñalarlas, este fue perseguido hasta que lograron tumbarlo al suelo donde no dijo ni una palabra y permaneció hasta su arresto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here