Compartir

El presidente de Francia Emmanuel Macron, ha dejado claro en su visita oficial  a Reino Unido que secunda las palabras de que Francia estaría muy complacida de que se detuviera el Brexit.

Una decisión que de ser tomada por Reino Unido, complacería el deseo no solo de Francia, sino de los presidentes del Consejo y de la Comisión Europea quienes abrigan la esperanza de que el Gobierno, los ciudadanos británicos y el Parlamento  cambie su parecer y el Brexit quede sin efecto.

Para Macron es importante que los fuertes lazos que sustentan las relaciones Francia y Reino Unido no se vean afectadas por las negociaciones y conversaciones que sostiene con esta nación y que le movieron a encontrarse con Theresa May con quien compartió un par de actividades, entre ellas la visita a la cumbre anglo-francesa numero 35 realizada en la Academia Militar en Sandhurst.

Después declaro a los medios que Francia respeta la decisión del Brexit, pero es inevitable pensar que es una pena que esta llegue a término.

Sin embargo y hasta ahora las relaciones no se han visto empañadas y para muestra, ambas naciones han acordado poner en marcha acciones que permitan el intercambio comercial mediante el euro túnel y para mejorar en temas de inmigración.

El problema de Irlanda del Norte vuelve a poner sobre la mesa un Brexit

Macron ha recalcado que lo que se busca es humanizar el trato a los refugiados y mejorar en cuestiones de seguridad, refiriéndose a su posición favorable a mantener el acuerdo de Le Touquet pero destacando que se necesita trabajar en pro de mejorar la situación en Calais.

A May le preocupa también la situación de los refugiados y reconoce el compromiso de su gobierno de reunir a los menores con sus familiares, destaca la fuerte inversión de su país para corregir lo que sucede en Calais, para ellos está muy claro que la seguridad de las fronteras de ambos se vulnera con esta situación.

Parte de los esfuerzos que están dispuestos a hacer tanto Francia como el Reino Unido, están focalizados en cooperación y seguridad; para Macron el Brexit no implica una menor influencia  de los primeros ministros de Reino Unido fuera de su ámbito, por el contrario, esta se mantiene intacta porque además esta nación se mantiene como miembro del Consejo de Seguridad de la ONU.

Las negociaciones siguen su curso, pero Macron se muestra optimista de que no habrá afectación de las relaciones independientemente de lo que resulte de estas.

Para May el Brexit, significa que habrá que encontrar otras maneras de relacionarse con la Unión Europea una vez fuera del mercado único, pero Macron le recordó que no será posible gozar de los mismos beneficios económicos desde afuera, salvo que se apeguen a las reglas existentes, como en el caso de Noruega.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here