Compartir

El sábado pasado fue la primera rueda de prensa de Donald Trump como el presidente número 45 de los Estados Unidos, y en esta comparecencia pública arremetió contra los medios de comunicación. La reacción fueron aplausos por los asistentes, ya que se encontraba en la sede de la CIA.

La reacción de Trump contra los medios de comunicación

En la rueda de prensa dijo que los profesionales que trabajan en los medios de comunicación «están entre los seres humanos más deshonestos del planeta», mientras entre el público asistente se escuchan risas. Comentó que iba a empezar una guerra contra los medios. Y la primera mentira que, según él, destapó fue el número de asistentes a la jornada inaugural.

En concreto dijo que la asistencia llegó hasta el monumento de Washington, que los periodistas habían dado noticias falsas durante la misma y que rendirán cuentas. Todo sin dar fuentes fiables de sus palabras, en una convocatoria sin preguntas.

Para los reunidos en la sede de la CIA parecía que la campaña no hubiese terminado, ya que utilizaba el mismo tono y las mismas palabras acusadoras. Y se le comparó con la despedida de Barack Obama que quiso defender hasta el final la libertad de prensa y el derecho de los periodistas a pedir cuentas a los poderes.

Pero los ataques de Trump a los periodistas en la sede de la CIA es llamativa, ya que, aunque en este momento lo apoyan, el propio presidente, antes de serlo, consideró desclasificar la agencia y tuvo palabras muy duras contra la organización. Trump había conseguido informes sobre la misma desde otras agencias.

De hecho, incluso, hizo alusión a los nazis mientras hablaba de la CIA. Sin embargo, en su primera rueda de prensa pública parece ser que todo esto se ha olvidado y los esfuerzos del presidente serán contra la libertad de prensa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here