Compartir

Estos tres son los actores principales de una película que todavía no se sabe cómo puede terminar. Si hay un problema a nivel internacional que no solo afecta al planeta sino más concretamente a Estados Unidos, es el problema palestino, o israelí, según se mire.

Y es que, son tantos los intereses los que tiene Estados Unidos en aquella zona que no se puede permitir el lujo de que exista este conflicto. Por todo ello, el presidente Donald Trump, ha decidido acudir al lugar con el objetivo de poner pazo y de que se firme un acuerdo que satisfaga a ambas partes, si es que esto es posible.

Quiere firmar el “acuerdo definitivo”

Esta es la segunda etapa de los viajes internacionales que Donald Trump tenía previsto para esta primera parte de su mandato. Unos viajes entre los que se encontraba este que es sin lugar a dudas uno de los más importantes y trascendentes desde todo punto de vista.

Lo que quiere hacer básicamente es triunfar donde otros antes fracasaron. Para ello quiere que gracias a su mediación tanto Israel como Palestina firmen lo que se podría considerar como el acuerdo de paz definitivo. Un acuerdo que, no nos llevemos a engaños, sería algo extraordinario para su reputación.

El problema es que él es consciente de que es un problema que se ha ido envenenando a través de las décadas y por lo tanto parece que no se puede hacer mucho. Aun así, tiene previsto echar mano de toda su capacidad de convicción y de todo el poder diplomático que cree que tiene. El escenario no está para nada sencillo ni allanado pero lo cierto es que parece que el presidente de la mayor potencia del mundo quiere realmente solucionar este entuerto. Habrá que ver hasta qué punto esto es posible. Seguiremos la noticia de cerca.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here