Compartir

Esto es lo que sobrevuela el ambiente actualmente dentro del marco de la negociación que está llevando a cabo la Unión Europea con el Reino Unido a propósito del Brexit. Y es que, parece que todo el mundo, en especial los propios habitantes de Gibraltar, no había medido muy bien la repercusión de la salida del Reino Unido de la Unión Europea ¿Dónde quedan ahora todos los beneficios que tenía el peñón? ¿Seguirán vigentes? ¿Cómo va a actuar España en todo este asunto? Esa es precisamente la clave. España.

Líneas rojas que no se deben cruzar

Si bien es cierto que el Reino Unido quiere salir de la Unión Europea perdiendo lo menos posible, parece que esto no va a ser posible con Gibraltar. Más que nada porque el gobierno español, con mucho acierto, ya ha trazado una serie de líneas rojas que no se pueden cruzar en estas negociaciones. Unas líneas rojas que se pueden resumir en la siguiente pregunta que podría ir dirigida a los mandatarios ingleses. ¿Sería coherente con la política nacional mantener una serie de privilegios a un país extranjero que precisamente quiere romper con lo establecido para potenciar aún más sus propios intereses? La respuesta es sencilla y es un no rotundo.

Por todo ello, el Partido Popular ya ha dejado bien claro que bajo ningún concepto va a permitir que Gibraltar tenga los privilegios fiscales que tiene en estos momentos ya que eso no haría otra cosa que crear una competencia desleal con las empresas españolas. Ahora, como no puede ser de otro modo, habrá que ver no solo la reacción del propio Reino Unido sino también la reacción de los propios ciudadanos de Gibraltar, los cuales, tendrán algo que decir en todo este asunto. Tiempo al tiempo porque las negociaciones parece que serán mucho más duras de lo que se esperaba.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here