Compartir

Si cuando Donald Trump llegó a la Casa Blanca se apresuró a romper el acuerdo a partir del cual la Unión Europea podía comerciar con Estados Unidos de manera totalmente libre, los del viejo continente parece que se han recuperado gracias al CETA que no es otra cosa que un acuerdo homólogo pero con Canadá. Un tema que ha sido el gran protagonista en el Congreso de los Diputados esta semana y que puede ser uno de los pilares no solo de la economía europea sino de la economía española. Sin embargo es en España precisamente donde se ha encontrado un problema que está representado por dos partidos de izquierdas como es el caso de Unidos Podemos y PSOE.

El PSOE puede ser un problema para este pacto

Desde que Pedro Sánchez volvió a ser el líder de los socialistas no ha perdido ni una sola opción para mostrar sus ideas y para mostrar el nuevo camino que se quiere seguir en temas tan importantes como los que tiene que ver con la economía. De ahí que no haya dudado ni un solo momento en mostrar sus cartas ante el CETA.

Resumiendo la situación, hay que decir que el PSOE ha tomado la determinación de abstenerse en el momento en el que se produzca la votación. Esto es así ya que los consejeros en materia de economía de la formación de izquierdas ven en este pacto un acuerdo en el que las grandes empresas, es decir, los grandes poderes económicos europeos, son los grandes beneficiados en detrimentos de unas pequeñas empresas que a pesar de la liberalización del mercado no van a tener muchas opciones. Una actitud que ya ha sido reprobada por Mariano Rajoy ya que dice que con este voto el PSOE demuestra que está muy en la línea de Unidos Podemos y no es un partido serio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here