Compartir

El humorista, productor y actor Volodymyr Zelensky, fue el aspirante más votado durante de las elecciones presidenciales ucranianas en su primera vuelta con un 30,4% de los sufragios.

Tendrá que medirse con el mandatario saliente Petro Poroshenko el próximo 21 de abril y vencerlo en la segunda vuelta, quien recibió el apoyo del 16%, de votantes. Poroshenko busca corroer la confianza de Zelensky poniendo en duda su capacidad para dirigir la nación, hasta tacharlo de títere de su anterior adversario Igor Kolomoiski.

El presidente actual se ha vendido como un hombre de espíritu patriótico y de larga experiencia.

La líder de la Revolución Naranja Yulia Timoshenko, quedó fuera de la segunda vuelta con un 14,2% de los votos a pesar de rebatir las cifras, pues aseguró que sus sondeos internos la colocaban detrás de Zelensky. En su campaña prometió rechazar los acuerdos de paz de Minsk para la guerra en el este y reducir a la mitad el precio del gas.

Aunque está fuera de la carrera electoral, su apoyo puede ser determinante en la segunda vuelta. Siendo muy cercana a Kolomoiski pudiera disponer sus bases a Zelensky, hecho poco conveniente para alguien que prometió acabar con la corrupción y quitar la inmunidad a los políticos.

Remontar los más de diez puntos que este mantiene sobre Poroshenko será difícil pese a que logró culminar sus reformas claves en educación, salud pública, sector energético y  particularmente en las fuerzas armadas. Zelensky  tras saberse ganador dijo que era un primer paso hacia la victoria, expresó categóricamente que no piensa hacer alianzas con candidatos eliminados.

Petro Poroshenko, reconoció que los resultados fueron una dura lección de parte del electorado que exige cuentas y no se conforma.

El país vive una dura crisis económica y aún libra una guerra que durante 5 años ha dejado más de 12.000 muertos. Aseguró que esta primera ronda electoral fue libre y en consonancia con los modelos internacionales. La Ucrania de hoy en día lo refleja y los resultados de la elecciones también.

En contra de las acusaciones de antisemita o profascista que se le hacen a la nación, el postulante más votado es judío y una situación poco usual en la vieja URSS es que una dama estuviera entre las favoritas con opciones. Aquí hay ganas de cambio, pero no está resuelto quién será la estrella del próximo capítulo.

Los resultados de la Comisión Electoral Central los cuales no fueron definitivos, arrojaron que de los más de 34 millones de ucranianos que fueron llamados a las urnas votaron un 63,48 %. De los cinco millones de residentes de territorios controlados por los separatistas prorusos en las provincias de Lugansk y Donetsk no ejercieron su derecho al sufragio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here