Compartir

Said, el padre de Driss y Moussa lamentó mucho lo sucedido en Barcelona y aseguró que en el caso de Moussa, él fue víctima de manipulaciones por parte del Imam de la mezquita de Ripoll, que le cambiaron por completo y le llevaron a convertirse en asesino de personas.

Con respecto a Driss, se mostró desinformado y se preguntó que le habría ocurrido, si también estaba implicado en estos hechos terroristas, dijo que su otro hijo Moussa siempre fue muy bueno y se preocupaba más que ninguno de él, de Said y no duda de que les lavaron la cabeza para llevarlos a cometer actos tan atroces.

La noticia llegó a Said en medio de la celebración de la boda de su hermana menor, donde unas 200 personas aún bailaban y comían en la carpa dispuesta para el evento a pocos metros de la casa de la familia Oukabir, ubicada en una de las zonas más rurales y pobres de Marruecos, en la entrada de Aghbala.

vivienda terroristas Barcelona

Informó que hacía dos meses que no sabía de Moussa, integrante de la célula yihadista de Ripoll, antes de eso había dicho a su padre que el 20 de Agosto iría a Marruecos verlo, pero el silencio y la incomunicación posterior le hicieron preocuparse hasta que supo del atentado y comprendió lo que estaba pasando.

La celebración de la boda se suspendió y horas después se convirtió en un funeral, el padre de los dos extremistas manifestó su deseo de repatriar el cuerpo de Moussa, quien aun cuando trajo la deshonra a su familia no deja de ser su hijo.

Ya antes de saber de la muerte de Moussa, había visto la noticia de que Driss, su otro hijo, estaba señalado como el principal sospechoso del atentado terrorista, informó que supo de su presencia en Marruecos a principios de Agosto, aunque no se acercó a casa ni tampoco llamó.

Uno de sus 13 hermanos intervino y dijo que Driss estuvo con el hasta hace una semana en Tánger y para entonces no notó ninguna conducta inusual en él.

Said tiene planeado regresar a Ripoll en Septiembre, mientras son muchos los amigos y familiares que se acercan a su casa para expresar su tristeza y condolencias, afirma que allí el yihadismo no existe, lo que impera es la pobreza y gente muy trabajadora; condenó el ataque terrorista y lo calificó de hecho cobarde.

También pensó en cómo será su regreso a Francia tras los hechos recientes y con su apellido Oukabir a cuestas. Por su parte, los ciudadanos de Aghbala han condenado lo sucedido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here