Compartir
Papa Francisco considera invitación de Kim Jong Un

Una invitación del líder norcoreano Kim Jong-un para visitar su país, fue transmitida personalmente al Papa Francisco, por el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, durante una reunión en el Palacio Apostólico del Vaticano.

El Papa Francisco manifestó su deseo de visitar la capital  de Corea del Norte, durante una audiencia privada con el presidente Moon, según funcionarios del Vaticano y de Corea del Sur. La audiencia privada duró 35 minutos e incluyó un intercambio de regalos.

Fuentes cercanas al Papa han dicho, que él está dispuesto a dar los primeros pasos en lugares donde la Iglesia ha sido perseguida, con la esperanza de que la situación pueda mejorar.

Durante el tiempo que pasaron juntos, el Sr, Moon le transmitió al Papa que “No solo eres el jefe de la Iglesia católica, sino un maestro para la humanidad”. Francisco instó a Moon a trabajar por la paz.

Cabe mencionar, que el presidente Moon ha estado realizando una gira diplomática por Europa que se inició el 13 de octubre y se espera que culmine el 21. Al llegar a Roma, asistió a la ceremonia en mención a la Paz de la península de Corea, misa que se celebró en la Basílica de San Pedro, y fue oficiada por el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin.

El Papa Francisco posiblemente visitará Corea del Norte para reunirse con Kim Jong-un

Después de la ofrenda, el líder surcoreano exhortó a la comunidad internacional a que mantenga el apoyo para seguir alcanzando la paz entre Corea del Norte.

El cardenal Parolin informó a los periodistas, que el Papa tiene toda la disposición de hacer la visita y estaban a la espera de que la invitación se formalice directamente desde Corea del Norte.

El Papa Francisco, sin embargo, ha adoptado un enfoque más abierto a la diplomacia de la Santa Sede. Si la visita tuviera lugar, sería incluso más extraordinario que la histórica cumbre de Kim con Trump en Singapur. Corea del Norte es uno de los peores opresores de la religión en el mundo, por lo que contar con el líder de la Iglesia Católica, sería algo extraordinario.

Corea del Norte controla estrictamente las actividades religiosas de sus ciudadanos. Una invitación similar hizo en el año 2000 el padre del actual líder norcoreano, Kim Jong-il, al entonces Papa Juan Pablo II, pero nunca se materializó esa reunión. El Vaticano consideró en ese momento, que una visita papal solo sería posible si los sacerdotes católicos fueran aceptados en Corea del Norte.

Kim ha estado forjando relaciones diplomáticas quizás para debilitar la determinación internacional de las sanciones de la ONU. Las dos Coreas ya han celebrado tres cumbres durante 2018, después de años de enfrentamientos marcados por las pruebas nucleares y de misiles de Corea del Norte.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here