Compartir

La principal estrategia que estaba utilizando el Partido Popular hasta este momento sobre todo lo que tiene que ver con la operación Lezo era bastante clara. Negar absolutamente todo y asegurar, por activa y por pasiva, que desconocían cualquier maniobra que estuviera llevando a cabo Ignacio González. Sin embargo, poco a poco, día a día, las pruebas van viendo la luz y si no es un documento, es un mensaje de texto o una llamada. El juez está recopilando pruebas que nos hacen ver que no solo Ignacio González estaba implicado sino que había mucho más de todo esto.

Si además, a todos estos hechos le sumamos el testimonio, en repetidas ocasiones de Jesús Gómez a algunos altos mando del Partido Popular, la pregunta es sencilla. ¿Por qué no hizo nada el partido en el gobierno?

Rajoy actuó cuando se sentía acorralado

Esta es la pura realidad. Y es que, Jesús Gómez advirtió a Esperanza Aguirre y al propio Rajoy de que Ignacio González tenía una cuenta en Suiza que era opaca al fisco español. Ante la incredulidad de la lideresa de la Comunidad de Madrid y del presidente del gobierno en esos momentos, el señor Gómez acudió a otras personalidades que él consideraba de más confianza como son el caso de Floriano y Hernando. Ellos preguntaron al propio González y este les respondió diciendo que todo eso era una mentira enorme. Ni que decir tiene que aceptaron su testimonio.

Pero todo se complica cuando varias denuncias anónimas llegan de nuevo a Mariano Rajoy. Es entonces cuando ve el panorama tan oscuro que decir que sea Cristina Cifuentes la persona encargada de liderar el nuevo proyecto de la Comunidad de Madrid. Hoy ya sabemos que el Partido Popular miró para otro lado y pudo haber hecho algo más en todo este asunto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here