Compartir

La Copa del Rey de baloncesto es una competición de la que tendrían que aprender algunos estamentos como puedan ser los del fútbol por ejemplo. Y es que es una muestra de cómo se organiza una competición en la cual no solamente tienen cabida los 8 mejores equipos de la liga regular en ese momento sino que al mismo tiempo tiene la capacidad de albergar a una gran cantidad de aficionados al deporte de la canasta. Un deporte que en el día de ayer nos regaló dos partidos de infarto con dos resoluciones bien distintas.

El Real Madrid pasó por un favor arbitral

Esta es la afirmación que los jugadores del Andorra finalizaron al terminar el partido. Y es que tras una brutal resistencia por parte de los andorranos, el partido llegó a la prórroga. Allí, tras un esfuerzo por tratar que los blancos no tomasen la delantera en el marcador, una decisión desacertada Llull cometió un campo atrás que no se sancionó, hizo que el Real Madrid tomase la delantera. También habría otra falta que se sancionó de manera incorrecta a favor, de nuevo, del conjunto blanco. Mucho lastre para un equipo que no tenía los recursos para hacer frente a tantas dificultades.

El Baskonia ganó fácilmente al Canarias

Por otro lado, el Baskonia desplegó su mejor versión. No solo salió espoleado por el público desde el inicio sino que supo combinar de una manera muy acertada la defensa individual con la defensa en zona. Si a esto le sumamos el acierto que tuvo en el tiro de campo, no nos puede extrañar que llegase a la recta final del partido sin muchas dificultades.

Habrá que ver qué sucede en las siguientes rondas y habrá que ver si ambos conjuntos tendrán tantas facilidades como han tenido, por un motivo u otro.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here