Compartir
Anna Espar miembro del equipo de waterpolo

Arrollador fue el triunfo de España ante Canadá el día de ayer, el cual le coloca en camino a su segundo oro mundial ahora frente a Estados Unidos.

Interesante ver como se repite un triunfo de España, en el mismo lugar que hace tres años donde lograron cerrar un ciclo de triunfos con medalla de plata olímpica, de oro en el Mundial y otro continental. Hoy lo han logrado frente a las canadienses y se han dirigido hacia su presa dorada.

En un conjunto de  veteranía y desparpajo, las jugadoras se unieron como todo un equipo superando sus brechas generacionales y llevando adelante un partido memorable que hace honor al entrenamiento dado por Miki Oca.

El equipo carga sobre sus hombros el legado de la generación anterior, solo 5 jugadoras permanecen después del Mundial de Barcelona a quienes se han unido dos jóvenes menores de edad, Paula Leitòn y Sandra Domene.

Pero esto no las detuvo, al contrario, ya que han dado una verdadera muestra de carácter que les llevo a doblegar a un equipo de Canadá que se jacta de tener la mejor defensa de la contienda deportiva.

equipo femenino de waterpolo

 

No es un secreto que las canadienses son un muro de ladrillos en su portería gracias al entrenamiento de Padlivis, sin duda se veía de antemano que sería una ardua tarea destrozarlo, las españolas sin embargo, tuvieron mucha claridad en cuanto a lo que debían hacer, como saber jugar en el punto y momento adecuado, lo cual supo hacer muy bien Anna Gual quien asesto cinco goles a sus rivales.

España jugo con mucha astucia, mucho calculo, crearon ángulos de jugadas espectaculares mientras el ambiente se iba calentando del lado contrario, donde se observaban unas rivales nada dispuestas a dejarse vencer y peleando con uñas y dientes desde su espacio.

El equipo llevado por Miki Oca, dejo claro a su rival que la lucha se realiza desde el alma y que no es necesario sobrepasar los límites del reglamento para hacerlo, hasta las más jóvenes del equipo español dieron una muestra de madurez, evitando a toda costa que Canadá tomara ventaja.

La actuación de Laura Ester, conocida como “pajarito” fue majestuosa, tras un pequeño error se sacudió y se dispuso a defender sus dominios de cuanto balón osó acercarse a ellos, de puños y brazos extendidos abrió sus alas y cobijo el triunfo de España, un ejemplo de valentía que han seguido las más jóvenes y menos expertas del equipo.

Hoy día 28 se enfrentaran con Estados Unidos en la búsqueda de la medalla de oro, ante el rival con el que comenzó todo en el 2012.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here