Compartir

A pocos días de haber arrancado el 2018 ya el presidente Donald Trump ha hecho el uso habitual de su cuenta de twitter, para exaltar los ánimos tuiteando una serie de mensajes que tensan las relaciones de su país con estas tres naciones.

Ya es un hábito de parte de Trump el reclamar y realizar críticas muy duras utilizando la red twitter para eso, uno de los primeros blancos ha sido Corea del Norte, pero también ha tenido la oportunidad de dedicarle tiempo a los tuits agrediendo al gobierno iraní y a Pakistán.

Para no dejar que se enfríe el ambiente entre su nación y Corea del Norte, Trump se ha referido a la afirmación de Kim Jong de que su poderío nuclear está listo para ser utilizado con tan solo accionar un botón, diciendo que no solo tiene un arsenal nuclear mucho más potente, sino que su botón si está preparado para ser utilizado.

Comentarios que sin lugar a dudas llegan en un momento ya bastante complejo y que generan gran preocupación en el ámbito internacional debido a la subida en el tono y que por supuesto va a obtener respuestas que eleven el nivel del conflicto.

EEUU no atacará a Corea Norte ya que sabe que tiene armas nucleares

Pero si esto no es suficiente, ya desde el primer día de enero, Trump escribió tuits donde se quejó de la inacción del gobierno de Pakistán ante los terroristas que operan desde su territorio, les acusó de no haber retribuido los fondos que Estados Unidos ha dado a su nación estos últimos 15 años para que de un freno a estas células terroristas.

A consecuencia de esto, el embajador estadounidense en Pakistán fue citado al Ministerio de Asuntos Exteriores.

También aprovechó la ola de manifestaciones presentes en Irán en protesta por el régimen de Teherán, acusó a esta nación de corrupta y de haber desviado los fondos que dio el ex presidente Obama para financiar al terrorismo, dio la razón a los manifestantes quienes buscan reivindicación de su poder adquisitivo, el acceso a los alimentos, a la salud y que se les garanticen sus derechos.

Al parecer el trasfondo de todos estos ataques que el presidente estadounidense promueve a través de su cuenta de twitter, tienen el fin de desviar la atención de los usuarios de lo que hoy es un nuevo escándalo en el que su personalidad está envuelta, relacionado con el libro Fuego y Furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump y ya se ha conocido que prepara una nueva ola de tuits a propósito de los avances que han salido a la luz en torno al conocido caso Rusiagate, llevado adelante por Robert Müller.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here