Compartir

Las tensiones entre el actual gobierno turco y muchos de los países de la Unión Europea están siendo una constante en los últimos tiempos. Y es que si tenemos en cuenta que no son pocos los países los que consideran el régimen turco casi como una dictadura, no es de extrañar, que las relaciones no sean todo lo buenas que cabría esperar. Unas relaciones que continúan tocando fondo tras las últimas declaraciones del presidente turco, Erdogan, refiriéndose al gobierno de Angela Merkel.

Turquía cusa de nazi al gobierno germano

Estas han sido las declaraciones que han llegado desde Turquía en las últimas horas. Y es que, todo viene por la imposibilidad de que el ministro de justicia turco de un mitin en territorio alemán.

La principal razón que esgrimen los alemanes es que el proceso de elecciones y de propaganda del gobierno turco debe llevarse a cabo dentro de sus propias fronteras. Además, a esto hay que sumar el hecho de que desde hace ya algún tiempo, Alemania está haciendo todo lo posible por marcar una cierta distancia con el gobierno turco.

La población turca en Alemania

Por su parte, el gobierno de Turquía no solamente insiste con la celebración de dicho mitin sino que insta a Alemania a que admita que dentro de sus fronteras existen algunas comunidades de ciudadanos turcos a las que no puede dar la espalda.

Por ello, ante la imposibilidad de estar presentes en los mítines que se celebran en Turquía, se decidió llevar hasta allí al ministro de justicia. Un argumento que, dicho sea de paso, han calificado como pobre ya que esa es una situación que se puede dar en muchos países y no por ello los gobiernos viajan de un país a otro con el objetivo de llevar a cabo parte de su campaña electoral. Una tensión más que no hace otra cosa que tensar la cuerda en un asunto que parece que no puede tener un final bueno para ambas partes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here