Compartir

Aquellas personas, tanto hombres como mujeres, que se dedican a la política, tienen que tener algo muy claro. Puede ser que en algún momento de su trayectoria tengan que asumir que las declaraciones, tajantes por supuesto, que se hacen en algunos momentos, se les pueden volver en su contra en otros tantos. Algo que no deja escapar a nadie. Y si no que se lo digan a Esperanza Aguirre. La lideresa el Partido Popular de la Comunidad de Madrid ahora tendrá que hacer frente a una posible acusación por haber financiado al Partido Popular madrileño de manera ilegal.

Controlaba una fundación que desvió 6,4 millones de euros

El fiscal que está llevando todo este asunto asegura que Esperanza Aguirre creó una fundación, la cual, tenía un objetivo muy claro que no era otro que el de reforzar España. Y claro, para ello, se tenía que nutrir de una serie de fondos que posteriormente tenían que ir a parar al partido que en ese momento estaba gobernando en la Comunidad de Madrid. De todo esto, al menos hasta donde ha llegado la investigación, hay pruebas contundentes. Sin ir más lejos un movimiento de 6,4 millones de euros que ordenó la propia Esperanza Aguirre y que tenía como destino la caja del Partido Popular madrileño.

En más de una ocasión se ha acusado al Partido Popular de ir a las elecciones con cierto dopaje. Esto lo que quiere decir es que en muchos casos la financiación que ha utilizado el partido para poder poner en marcha toda la maquinaria electoral ha tenido un origen no del todo claro. Por todo ello ahora la señora Aguirre, seguramente, tendrá que dar explicaciones ante un juez para aclarar toda esta situación que, por cierto, no pinta nada bien. Una nueva ramificación de corrupción en el seno del PP madrileño.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here