Compartir

Recientemente, Estados unidos de América ha sido sorprendido en aguas chinas realizando operaciones “para demostrar la vigencia de la libertad de navegación”, esto ha traído una escandalosa polémica que de no ser aclarada con propiedad, esta podría terminar en un conflicto armado que cueste víctimas humanas y daños en el territorio.

¿Por qué puede originar esto en un conflicto?

La presencia de los barcos de guerra en el territorio solo demuestra una actitud sospechosa por parte del país americano.

barcos de guerra estados unidos

Entre las repuestas que se han podido obtener al respecto destacan la que soporta estas excursiones desautorizadas, como las establecidas en la convención de las naciones unidas sobre el derecho al mar de 1982, que garantiza la libertad de navegación a toda nave militar o civil por cualquier parte del territorio marítimo de cualquier país y siempre que este no mantenga un armamento activo ni que realice operaciones militares.

Esto a su vez ha creado un matriz de opinión que no encuentra del todo admisible una explicación para ese tipo de acciones que están tomando.

Entre alguno de los argumentos tomados en respuesta a Estados Unidos destaca el que expone que cada país del mundo maneja políticas respectivas sobre la distribución y utilización de su espacio marítimo y que estas en mayoría exigían permiso previo para la realización de cualquier actividad sea civil o militar y es que el “pasaje inocente” no establece distinción alguna entre naves del tipo militar o civil.

Este no es el primer caso registrado, ya que EU tiene una larga lista de denuncias por este tema y que en mayoría son respondidas por sus senadores como una práctica de rutina, pero que es abiertamente considerada por los representantes internacionales como una forma de desafiar a los países.

Esto maneja una delicada coyuntura internacional pues se podría quebrantar una armonía entre los países, si la manera de exigir moderación no se realiza con propiedad.

Sucede también que esta medida respalda a todas aquellas naves que se encuentren atravesando puntos de paso, como pueden ser el canal de la Mancha y que por cuestiones de dimensiones llegue a invadir espacios limítrofes de otros tantos países al mismo tiempo.

Esto es algo que puede resultar contraproducente, ya que los países por lo general establecen sus espacios marítimos a una distancia máxima de 12 millas náuticas antes que sus otras 200 millas que son utilizadas para la actividad económica, como zonas económicas, estas han sido las más invadidas y en las que más respaldo parecen tener por el decreto de la ONU.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here