Compartir

Ya no es un secreto que ETA va a culminar su desarme el próximo sábado. Un proceso que es un paso obligado si se quiere no solo llegar a la paz dentro de España sino se ellos mismo quieren tomar parte en las instituciones.

Sin embargo, como no podía ser de otro modo, todas aquellas personas que han sufrido y que sufren el yugo de la banda terrorista, quieren que esta de un paso más. Porque, ¿qué sentido tiene desarmarse si todavía sigue existiendo la banda? Parece que una cosa tiene que ir de la mano de la otra desde todo punto de vista.

Una disolución más que probable tras un profundo debate interno

A esto es a lo que va a esperar la banda terrorista. A tener un debate interno con todos y cada uno de sus miembros para tomar una decisión en firme. Por un lado nos podemos encontrar con aquellos miembros que están plenamente convencidos de que la disolución es la única posibilidad que les va a dar pleno derecho a formar parte de la democracia. Y eso que, esto lo saben todos, muchos de ellos no lo sienten en su fuero más interno.

Por otro estás lo que no creen que una disolución sea la mejor idea. Más que nada porque, según hemos podido saber quieren mantener la band ano para reactivarla en ningún caso sino para que sea una especie de símbolo que todos pueda ver y recordar de lo que ha pasado en el conjunto de España en general y en el País Vasco. Sin embargo, esto puede ser una provocación no solo para las víctimas sino para el gobierno. No en vano, desde muchas fuentes se cree que esta situación no se va a dar y que la disolución llegará más pronto que tarde después del desarme de este sábado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here