Compartir
supuesta represión excesiva en Venezuela

El Tribunal Penal Internacional (TPI) anunció este jueves 8 de febrero, que ha iniciado una investigación preliminar sobre los presuntos delitos acaecidos en la República Bolivariana de Venezuela, motivados a la fuerza represiva utilizada por parte de los cuerpos de seguridad durante las manifestaciones producidas en ese país desde el mes de abril de 2017.

La fiscalía de la TPI alegó que las fuerzas de seguridad del Estado, utilizaron una fuerza excesiva para reprimir a los manifestantes de las protestas, también la detención y maltrato de millares de personas pertenecientes al lado de la oposición. En este mismo orden de ideas reconoció los medios violentos usados por ciertos grupos de manifestantes hacia algunos agentes de la fuerzas de seguridad pública.

La resolución del TPI coincide con las nuevas acciones del Parlamento Europeo, en donde casi por decisión unánime, con un total de 480 votos a favor y 51 en contra, se aprobó la solicitud de nuevas sanciones hacia el mandatario venezolano y funcionarios pertenecientes a su entorno. Igualmente, solo reconocerán elecciones presidenciales convocadas por un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) justo e imparcial, que no se encuentre dominado y controlado por el actual gobierno, y que a su vez cumpla con un proceso que garantice condiciones electorales viables y transparentes.

Según la CPI, agentes de seguridad del Estado utilizaron fuerza excesiva para dispersar y reprimir manifestaciones

Por otra parte, la Fiscal General de la República Bolivariana de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, ilegalmente destituida por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), aplaudió la decisión anunciada por la Corte Penal Internacional y recalcó la consignación ante ese tribunal, de más de 1.500 pruebas que respaldan las denuncias hechas por situaciones de detenciones, torturas y asesinatos que han sido víctimas muchos venezolanos.

Cabe destacar que la vista a Venezuela del ex juez Baltazar Gastón, el pasado sábado 3 de febrero,  ha desatado una serie de comentarios e inquietudes que afirman la posibilidad de que su viaje estuviera relacionado con la contratación de sus servicios como abogado, para formar parte del equipo jurídico que asumiría la defensa internacional del gobierno de Nicolás Maduro, en un supuesto proceso ante la Corte Penal Internacional.

Con relación a las medidas que está tomando la Unidad Democrática, en relación a la convocatoria de elecciones por parte del gobierno y ante la posibilidad de una baja participación del pueblo venezolano en las mismas, están concretando la estrategia para que solamente un candidato sea el representante de todos los sectores de la oposición.

A este respecto y en la mira se encuentran el ex gobernador Henri Falcón y el dirigente Henry Ramos Allup, sin embargo hay otro grupo del lado opositor que considera la participación electoral, como un medio para legalizar unas elecciones las cuales no son realmente democráticas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here