Compartir

Uno de los recursos naturales más valiosos para los seres humanos es el gas. Las naciones establecen muchas estrategias y tácticas para poder asegurar su abastecimiento para los próximos años.

La Unión Europea a través de su Parlamento  aún no ha emitido un juicio final en relación a la asociación entre Azerbaiyán y la Unión Europea para realizar una tubería que provea de gas para Armenia, Ucrania, Georgia, Bielorrusia y Moldavia.

A pesar de que la organización ve con buenos ojos estos avances, Azerbaiyán sigue estando vetada de la comunidad europea hasta que no se garantice el respeto a los derechos humanos en su territorio.

El proyecto

A pesar de que aún se encuentra fuera de la Unión Europea, existe un proyecto ambicioso que une a ambas partes y es una tubería de más de 1.500 km que despachará a todo el continente gas natural del mar Caspio.

Corredor de Gas del Sur, es el nombre del proyecto que pretende dar fin a la dependencia del gas ruso en la región.

La idea es darle continuidad al gasoducto Nabuco que debía proveer el servicio a más de 16 países que aún cuenta con el gas ruso como recurso primordial. Sin embargo el proyecto se tuvo que pausar por Azerbaiyán.

El país emitió otro proyecto que peleaba con los intereses de otros países, recordemos que esta nación vive una confusa situación política que mantiene tenso a gran parte del continente.

Intereses

La verdad es que este proyecto es bastante interesante ya que se trata de independizarte totalmente en este servicio. Sin embargo hay motivos políticos que ha generado varias discusiones entre los vecinos.

Rusia es un país con mucho poder e influencia y en muchas ocasiones no ha aceptado algunos de los proyectos gasíferos que se han propuesto debido a un conflicto de intereses porque le conviene que la región dependa de ellos en materia energética.

Azerbaiyán

La situación interna de Azerbaiyán tampoco ha colaborado en los avances del proyecto, puesto que la UE se ha negado a incluirlos de nuevo en la organización mientras el clima político y económico no mejore en su país.

Son muchas las denuncias que se han generado en cuanto a derechos humanos y corrupción, algo imperdonable para algunos diputados.

¿Es necesario este proyecto?

La Agencia Internacional de la Energía ha previsto un descenso en la demanda de gas natural en gran parte de Europa, debido a las nuevas tendencias en materia del uso de recursos naturales.

Esta declaración también ha frenado un poco la aprobación del gasoducto, aunque otros expertos indican que siempre es importante tener un excedente del recurso para prevenir posibles momentos de emergencia en toda la región.

Solo queda esperar a ver qué sucede en los próximos días con respecto a este tema. Ojalá y se puedan dejar todos los intereses políticos de lado y se llegue a una solución que beneficie a la población en general.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here