Inicio Más Noticias Graduación de la vista: la técnica 3D de Óptica Mar

Graduación de la vista: la técnica 3D de Óptica Mar

109
0
Compartir

En la actualidad, debido a los avances en las nuevas tecnologías, existen multitud de técnicas diferentes para graduarse la vista.

Pero, ¿qué es la graduación de la vista? La respuesta es muy sencilla.

La graduación de la vista se define como la corrección del ojo o la corrección óptica que una persona necesita por tener o padecer algún problema de carácter refractivo. Dentro de estos problemas refractivos encontramos los más comunes: la miopía, el astigmatismo, la hipermetropía o la vista cansada (también llamada presbicia).

Así, cuando acudes a una óptica para graduarte la vista se obtiene qué graduación van a tener las gafas, lentes progresivas o las lentillas para que tu vista o visión sea la más óptima posible.
Para realizar la graduación, el oftalmólogo hará uso de diferentes técnicas que medirán si el paciente sufre alguno de los problemas refractivos que hemos comentado anteriormente y en qué grado exactamente.

Cada técnica se personaliza al paciente, haciendo hincapié en aquellos aspectos en los que se observa alguna deficiencia visual.

Las técnicas tradicionales para la graduación de la vista se pueden definir de la siguiente manera.

Para empezar, se debe aclarar que las técnicas de graduación de la vista se realizan con el fin de obtener ese valor refractivo que tiene el paciente en cuanto a la visión lejana. Así, la forma en la que se realiza el examen es sencilla: se coloca una montura a la altura de los ojos, que estará formada por lentes, tanto convergentes como divergentes. Se incluyen ambas para poder medir hipermetropía y miopía. En algunos casos, en lugar de con la montura, se puede realizar el examen con el conocido foróptero. ¡No te preocupes! El resultado no variará.

Y, después, una vez colocado, el paciente deber observar unos símbolos y unas letras en un panel que se encontrará a una distancia de 30 a 40 centímetros. Esta técnica tradicional se realizará tapando un ojo y luego el otro.

No obstante, cabe mencionar que, la graduación de la vista puede cambiar y variar a causa de distintos factores. Entre ellos podemos encontrar, el cansancio visual acumulado por el paciente, la hora del día, los efectos secundarios de algunos medicamentos, las condiciones de la luz de la consulta o el estado general de salud.

Por esta razón, los avances en la tecnología de las ópticas buscan nuevas técnicas que pongan solución a estos desajustes por factores externos al análisis. Fue entonces, cuando se dio con la graduación en 3D, que tenía un cambio fundamental: la graduación de la vista de forma binocular.

Nuestra Óptica en Torrevieja ha puesto en marcha la graduación en 3D, siendo pionera en la zona levantina.

Con 15 años de experiencia, esta óptica se ha posicionado como líder en la vanguardia tecnológica de la vista. Ofrece servicios de cuidado y de salud visual, y diversificando sus productos al ámbito audiológico.

¿Qué es la graduación en 3D?

Consiste en graduar la vista de forma binocular, es decir, graduar la vista con los dos ojos al mismo tiempo, buscando la manera de conseguir una visión binocular completa.

En el resto de técnicas, la graduación se basaba en tapar un ojo, mientras que con el otro se realiza el examen ocular. La graduación en 3D pretende dejar esta forma de examinar el ojo en un segundo plano, ya que los beneficios que se obtienes con el sistema de refracción binocular son mayores.

Así, graduarse la vista con los dos ojos de forma que ambos trabajen de forma conjunta y con el mismo entorno conllevará a las siguientes ventajas:

En primer lugar, la reproducción a niveles más altos de las condiciones habituales de visión del paciente que llega a graduarse la vista y, con ello, una graduación más afinada y certera.

En segundo lugar, la detección de ciertas anomalías o desequilibrios que no se observan en las técnicas tradicionales.

En tercer lugar, la conversión del proceso de graduación en un examen más entretenido y ameno que evita sensaciones e incomodidades en los ojos al examinarlos.

Y, por último, la eliminación de las molestias durante las primeras horas en el uso de gafas o lentillas, al ser la graduación en 3D más precisa y de mayor profundidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here