Inicio Más Noticias Implante capilar en Turquía: líder en turismo médico

Implante capilar en Turquía: líder en turismo médico

763
0
Compartir

Miles de visitantes tanto de Europa como de Oriente Medio, viajan cada mes a Estambul para encontrar una solución definitiva a su alopecia en las más de las 350 clínicas establecidas para este tipo de intervenciones.

Gracias a sus cirujanos expertos, sus equipos médicos de última generación y los precios tan bajos, Turquía ha logrado imponerse como un referente mundial en lo que se refiere a las técnicas de implante capilar. Sin lugar a dudas, la medicina de estética capilar está en auge, y representa para el país, un valor estimado de más de mil millones de dólares para su economía.

Ventajas del implante capilar en Turquía con la técnica turca FUE

Más de la mitad de los hombres de más de cincuenta años empiezan a padecer los síntomas de la alopecia. Por eso, la mayoría de los que llegan a Turquía para encontrar una solución, ya han probado con pocos resultados otro tipo de tratamientos para impedir la caída progresiva del cabello, como champús y demás medicamentos de poca eficacia.

La mejor relación calidad precio en implante capilar en Turquía podemos encontrarla en https://implante-capilarfue.es donde se asegura que todas las intervenciones se realizan bajo las máximas condiciones de seguridad que el paciente necesita para sentirse protegido una vez que llega al país.

Los trasplantes capilares en casi todas partes del mundo son bastante caros, y están fuera del alcance de la mayor parte de las personas. Por eso, la gran cantidad de clínicas que ofrecen este tipo de tratamientos en Turquía, hace posible que la competencia de ofertas sea elevada, por lo que los precios se reducen considerablemente.

Además, en la mayoría de los packs que se ofrecen, el paquete para realizar un trasplante de pelo incluye los traslados, intérprete traductor, hotel cinco estrellas, chofer privado, tratamiento post operatorio, seguimiento del paciente en el país de origen, garantía del tratamiento y asistencia al paciente 24 horas.

A través del turismo de salud, muchas personas encuentran alternativas de tratamiento mucho más accesibles fuera de sus propios países de origen.

Para que podamos comprender la diferencia económica, podemos indicar que mientras que en España un tratamiento de implante capilar puede costar alrededor de 8.000 euros, en Turquía la cifra se reduce a 1.600 euros. Una diferencia muy significativa es que en Turquía los salarios de los profesionales son mucho más bajos en comparación con otros países, por lo que los costes de la operación disminuyen considerablemente.

En qué consiste una operación de injerto capilar en Turquía con la técnica de FUE

Teniendo en cuenta el grado de alopecia del paciente, una operación de injerto capilar en Turquía puede variar entre seis y ocho horas.

Antes de la operación, el paciente se somete a unos análisis para determinar las condiciones de salud del mismo. Después de una entrevista con los doctores, en la que se le explica al paciente detalladamente todo el procedimiento con la ayuda del traductor, ya solo falta la entrada al quirófano.

La intervención se divide en dos fases:

Fase 1

Se duerme el área a tratar mediante anestesia local. En esta etapa del proceso de realiza la extracción de las unidades foliculares en la parte posterior y lateral de las zonas donantes del paciente. Esta fase requiere de precisión y de mucha concentración, por lo que suele llegar a durar unas tres horas aproximadamente. Una vez que el cirujano termina, tanto el equipo médico como el paciente, se toman un descanso de treinta minutos para descansar y tomar un pequeño almuerzo.

Fase 2

Se trata de la fase donde se implantan los folículos, haciendo pequeños orificios en la zona receptora, para alcanzar el máximo de densidad. Ninguno de los pacientes corre el riesgo que conllevaría aplicar una anestesia general, y en todo momento, están conscientes del procedimiento, sin experimentan ninguna clase de dolor.

El tratamiento de injerto capilar no deja cicatrices significativas, y al cabo de tres meses, ya se puede notar una pelusilla en la cabeza, que seguirá creciendo aproximadamente durante los siguientes de doce a dieciocho meses hasta alcanzar el resultado final.

Aunque hasta el momento no se han constatado contraindicaciones, los especialistas recomiendan la intervención de injerto de pelo con la técnica FUE en pacientes con alopecia androgenética, personas que padezcan pérdida masiva y localizada de cabello, y hombres y mujeres que tengan alopecia cicatricial. También es una alternativa muy eficaz para disimular las cicatrices o los resultados negativos de otros tipo de de transplante de pelo.  

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here