Compartir

En esta ocasión no estamos hablando de una huelga general. Se trata de un paro armado que fue convocado por miembros de la guerrilla colombiana, en donde aseguran que quemaran todo tipo de transporte que ese día salga a la calle y que no cumpla con el paro, además, tomarán represalias en contra de cualquier persona a la que encuentren en la calle, entre estas drásticas medidas se encuentra la muerte.

El lema para este para armado es bastante claro, y dice que si no se paran, recibirán balas.

El Ejército Popular de Liberación, mejor conocido como EPL, comenzó a quemar varios medios de transporte entre los que se encuentran, coches y motos particulares, además de algunos buses. Esta pequeña pero letal organización criminal dio inicio a este para mucho antes que las demás, de hecho, impusieron su propio paro armado el cual comenzó el pasado 12 de febrero, escogiendo como lugar, la zona norteña del Catatumbo.

Los otros paros organizados por estas organizaciones delictivas comenzaron el 14 y 17 del presente mes. En el caso de los primeros, serán en todo el país, mientras que el resto solo se concentrará en la parte oeste de Colombia, en el departamento de Cauca.

Los principales líderes de estas guerrillas realizaron un fuerte comunicado a toda la población en donde recomiendan que no salgan de sus casas o sitios de trabajo. Dicho comunicado fue difundido a través de las redes sociales donde un subversivo eleno comunicó esta decisión.

En el video aparecen varios hombres con uniformes, portando fusiles. Asimismo, aprovecharon para lanzar una advertencia para aquellas personas que se nieguen a acatar el paro y decidan salir resguardados por caravanas organizadas por miembros del Ejército, especialmente en las regiones donde existen más conflictos.

De hacerlo, tendrán que sufrir las consecuencias por dejarse usar por el Ejército con el objetivo de sabotear el paro armado.

De igual modo, indicaron que todo personal que no obedezca las advertencias, automáticamente se convertirán en objetivo militares para las unidades de la guerrilla.

Ya son muchas las personas residentes del departamento de Cauca que han asegurado ante distintos medios que por ningún motivo, llevaran a sus hijos a la escuela, tampoco se presentaran en sus puestos de trabajo y menos saldrán a la calle durante los días en los que se estableció el paro armado.

Muchos coinciden en que la vida es muy importante y por esta razón hay que preservarla. Lo más probable es que el gobierno fuerce a las escuelas para que no acaten estos paros, pero lo más seguro es que los alumnos y los mismos profesores no asistan.

Por su parte, el Gobierno colombiano liderado por su presidente Iván Duque garantizó al pueblo que las Fuerzas Militares estarán desplegadas para ofrecer protección a los ciudadanos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here