Compartir
El partido de Grillo rompe el acuerdo para reformar la ley electoral italiana

Después de numerosos intentos, al fin el Senado Italiano permitió avanzar en la aprobación de la nueva ley electoral y desde ya se preparan para acudir a elecciones bajo la premisa de que el próximo gobierno disfrutará de una estabilidad que hasta ahora era poco factible.

Gentiloni ha cumplido con la misión de lograr que el Parlamento aprobara la nueva ley electoral, cosa que hizo de forma bastante expedita y tras haber sido rechazada la iniciativa en el referéndum del pasado mes de Diciembre, cuando los italianos dijeron “no” a la reforma en la que iba inserta la susodicha ley.

Su aprobación conduce a los partidos a gobernar en coalición dado su carácter proporcional, mayoritario y diverso.

La estrategia utilizada por el actual gobierno de transición de Gentiloni, consistió en replicar la técnica usada para su previa aprobación en la Cámara de Diputados y donde sometió a una moción de confianza cada uno de los artículos de la ley electoral, lo cual es perfectamente válido y le permitió además agilizar el proceso y saltarse discusiones, solicitudes de enmiendas y votos en contra de la oposición.

Italia estrena su nueva ley electoral

Las organizaciones políticas que apoyaron la iniciativa de la ley de Forza Italia y PD, fueron Alternativa Popular, Liga Norte de Matteo Salvini, ALA cuyo líder, Verdini impulso el apoyo crucial de sus seguidores lo cual fue decisivo para que la ley terminada en aprobación con un total de 214 a favor, 2 abstenciones y 61 votos en contra.

La misma permite al votante realizar dos elecciones al mismo tiempo, así escogerá al candidato de su preferencia y misma circunscripción y seleccionará acto seguido un partido de alianza; quedará vigente en ambas Cámaras siendo el umbral de votos para que los partidos puedan estar en ambas del 3% y el de las coaliciones el 10%.

Para Silvio Berlusconi, esta normativa le provee la oportunidad de ser el líder de su partido para los venideros comicios, aun cuando no podrá ser elegido, gracias a que la misma permite a personas inhabilitadas como el, estar a la cabeza de la lista.

Esta y otras partes de la ley han sido motivo de división en el seno del gobierno, lo cual seguro va a ser evidente en las próximas alianzas post elecciones; de hecho y a muy poco tiempo de su visto bueno se conoció la renuncia de Pietro Grasso para aliarse con el Grupo Mixto, separación del MDP partido de izquierda del partido en el Gobierno, lo que mueve a Matteo Renzi a buscar nuevas alianzas probablemente con Berlusconi.

Beppe Grillo no solo rechazó de plano el contenido de la norma, sino que mientras se producía la votación convocó una manifestación en Roma para rechazarla pública y notoriamente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here