Compartir

Tras los últimos atentados perpetrados en Londres, han sido muchos los ríos de tinta los que se han podido ver en la prensa nacional e internacional. Asimismo han sido muchos los medios de comunicación los que han intentado analizar lo que ha podido pasar y lo que se esconde detrás de estos atentados dentro de un espacio de tiempo tan corto.

Unas medidas, unas acciones que también han llevado a cabo los propios miembros del Gobierno. Y es que, como era de esperar, los primeros responsables de este tipo de atentados, aunque ya se sabe que pueden llegar a ser impredecibles, no son otros que los políticos que son al fin y al cabo las personas que llevan los designios de un país.

Theresa May en la cuerda floja

Por todo ello, no es de extrañar que Jeremy Corbin haya pedido la dimisión de Theresa May. Y pide la dimisión de la señora May por dos aspectos fundamentales. Aunque ahora vamos a profundizar un poco más en ellos, se puede decir que por un lado le acusa de haber recortado los efectivos de la policía y por otro lado la acusa de fomentar todo lo que tiene que ver con el terrorismo yihadista como consecuencia de sus políticas de represión.

Cuando hablamos de los recortes de la policía, el señor Corbin echa la vista atrás y habla del tiempo en el que Theresa May fue ministra de interior. Unos años en los que se recortó el número efectivos de la policía londinense con el único objetivo de ahorrar dinero. Pues bien para el señor Corbin ahora se están viendo las consecuencias de esta falta de seguridad. Además, por otro lado estas nuevas leyes que prácticamente tiene el Reino Unido totalmente aislado del resto del mundo, está haciendo que sea un país mucho más vulnerable a todos los atentados que se están produciendo de un tiempo a esta parte.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here