Compartir

La Casa de Papel ha sido el nuevo éxito en cuanto a series se trata, parece ser que estamos viendo un nuevo proyecto parecido al de Juego de Tronos. Veremos hasta dónde puede llegar. Más de 30 millones de hogares ven cada uno de sus capítulos y los mantienen a la espera del siguiente.

No es nada fácil crear una propuesta que atraiga a tantas personas, aunque podría decirse que el confinamiento ha ayudado un poco, definitivamente hay un gran trabajo detrás de cámara para poder posicionar la serie en la mente de los usuarios.

La casa de papel lanza este viernes su cuarta temporada y millones de personas están esperado qué es lo que trae. ¿A qué se debe? Primero que todo hay que hablar del concepto, claro y sencillo que permite definir su target.

Se trata de una banda de ladrones que quieren hacer el mayor secuestro y atraco de toda la historia, y para ello se basan en una multitud de métodos para poder llevarlo a cabo. Cada personaje tiene unas personalidades peculiares que van enganchando al público.

Otro aspecto fundamental es el hecho de que cada situación tiene un final. Los atracos siempre tienen que acometerse, sea cual sea el resultado. Allí es donde están las escenas más impactantes de la serie, en la que hay muertes y sucesos que quedan en la mente.

Cada temporada culmina de una forma específica para que la audiencia quede expectante a la siguiente. Esto es algo que se han visto en otros casos y se trabaja muy bien por parte de los productores.

Esto se compagina muy bien con la mentalidad del aficionado actual, que la verdad tiene muy poca confianza al sistema empresarial y bancario actual. Es como un reto personal que cada miembro del equipo tiene con el fin de hacerles saber que no son tan intocables como sospechaban.

Mucho tiene que ver el equipo que está detrás de cámaras, conformado por Álex Pina junto a Jesús Colmenar y todo un elenco que se han encargado de perfeccionar cada uno de los detalles para que cada escena saliera perfecto. Esto sumándole a las empresas que lo han hecho posible.

Lo que más ha sorprendido a las personas es que se trata de una serie española. Extraña no porque no tengan la calidad necesaria para tener un éxito, sino que uno de los mercados en los que más ha sobresalido es Latinoamérica, que no se caracteriza por ser muy amiga de las producciones españolas.

Queda esperar qué nos trae esta cuarta temporada, que parece ser que es la definitiva y la que demostrará cómo será el final de la serie. Esperemos que no sea decepcionante como otras producciones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here