Compartir

Cinco magistrados del Tribunal Supremo de la India, decidieron unánimemente este 6 de septiembre, revocar una ley de casi 160 años que establecía la homosexualidad como una ofensa criminal.

De esta forma, según la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, personas Intersexuales y Trans (LGTB), India se ha convertido en el 124° país en el mundo donde los actos homosexuales ya no son criminalizados.

El Tribunal acordó, que las garantías de igualdad, dignidad y libertad de la Constitución, se apliquen con toda su fuerza a las personas LGBT. Este fallo tiene consecuencias de largo alcance, asegurando que las personas LGBT disfrutarán de todos los derechos y libertades garantizados por la Constitución.

El Capítulo XVI de la Sección 377 del derogado Código penal, prohibía cualquier relación carnal que estuviera en contra del orden de la naturaleza.

La ley británica de 1861, una reliquia de la época victoriana que ha sobrevivido durante tiempo después del final del colonialismo británico, fue un arma utilizada para discriminar a la comunidad gay en la India. Esta ley, imponía un castigo de hasta 10 años de prisión.

La Corte Suprema acaba con una prohibición fijada en una ley victoriana que databa del siglo XIX

Las relaciones gay han sido durante mucho tiempo un tema tabú en la India conservadora, en la que abundan las tendencias homofóbicas y muchos todavía consideran la homosexualidad como una enfermedad mental.

Los activistas han luchado para anular la Sección 377 en los tribunales durante décadas. En 2009, un tribunal de Delhi anuló la ley durante tres años porque determinó que era inconstitucional. Después, en una decisión llevada a cabo en 2013, el Tribunal Supremo anuló la resolución argumentando que el fallo del tribunal de Delhi estaba fuera de la jurisdicción. En febrero de 2016, el alto tribunal informó que volvería a examinar la decisión, lo que reflejaba una creciente aceptación de la comunidad LGBT.

Los activistas pro LGBT respondieron al fallo con una celebración, marchando con una pancarta del arco iris en Mumbai y lanzando globos en Bangalore. “Estoy eufórico”, expresó el escritor y activista Harish Iyer, “hemos expulsado a los británicos una vez más”.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, aplaudió el viernes la histórica decisión del Tribunal Supremo de la India. Destaca el gran paso que ha dado la India hacia la libertad, la igualdad y la universalidad de los derechos humanos.

Otros mientras tanto, criticaron el fallo como erróneo y peligroso. Swami Chakrapani, presidente del grupo derechista All India Hindu Mahasabha, calificó la decisión como vergonzosa, otorgándoles “credibilidad y legitimidad a personas mentalmente enfermas”.

Los líderes religiosos cristianos, hindúes y musulmanes también expresaron su preocupación de que el fallo se tome como un respaldo moral a la homosexualidad.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here