Compartir

Si alguien duda de que el idilio entre Fernando Alonso y Honda está más que terminado, es porque no ha seguido de cerca la actualidad de la Fórmula 1 en las últimas semanas. Un matrimonio que parece que ha llegado a un punto de no retorno tras las últimas declaraciones de unos y de otros.

Y todo como consecuencia de la última evolución del motor Honda. Una evolución que desde la fábrica nipona se ha querido ver como una pequeña revolución que le va a dar a Fernando Alonso la posibilidad de poder luchar a partir de ahora por los puntos. Nada más lejos de la realidad según el asturiano.

El piloto no ve nada nuevo en el motor

En cuanto el piloto español fue preguntado al respecto, este no dudó ni un solo instante en asegura que en el motor no había nada nuevo que pudiera considerarse como significativo. Es más, según él, lo que no se puede hacer es tratar de dar esperanzas a una afición que ya está cansada sobre todo cuando estas esperanzas son totalmente falsas al no estar respaldadas por resultados objetivos.

El problema, muy a pesar de Honda, es que estas afirmaciones son rotundamente ciertas. No solo por los antecedentes sino porque el propio Honda ha reconocido que no pueden fiarse mucho de los datos de su simulador porque no saben los motivos por los que las condiciones que seleccionan luego no tienen nada que ver con la realidad. Algo que no hace otra cosa que llevar de nuevo a Fernando Alonso a la cola de la parrilla desde la que, carrera tras carrera, vuelve a hacer magia no solo para adelantar a sus rivales sino que sacar 10 puestos a su compañero de equipo e incluso poder conseguir algún que otro punto, lo cual, es algo impensable para este motor que tiene en estos momentos y que parece no va a mejorar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here