Compartir

Si por algo debe caracterizarse la justicia es por ser a todas luces independiente. Sin embargo, parece que esto no es lo que está sucediendo dentro de la justicia española. Y es que desde que el gobierno del Partido Popular ganó estas elecciones, no ha cejado en su empeño de sustituir algunos de los fiscales que había en estos momentos.

El caso más flagrante, y sobre el que se ha puesto el foco de la actualidad ha sido el de Manuel López Bernal, que fue el discal que comenzó las investigaciones en Murcia de lo que hoy se conocer como “caso auditorio”. Un fiscal que era incómodo para los intereses del Partido Popular en la región murciana y que ha sido sustituido de manera fulminante de su cargo.

El fiscal Bernal revela presiones e intimidaciones

Ha sido esta mañana en la Cadena SER. Allí, y a las preguntas de Pepa Bueno, el hasta ahora fiscal ha asegurado que desde que comenzó la investigación del caso murciano, ha recibido todo tipo de presiones y de intimidaciones. Unas presiones y unas intimidaciones que si bien es cierto que no tiene claro de dónde procedían, no es menos cierto que tenían un único objetivo: terminar con el caso que podía arruinar los intereses del Partido Popular en Murcia.

Pero aquí no ha terminado todo ya que incluso ha asegurado que esas amenazas veladas las pudo en conocimiento de la Policía y que esta no ha hecho nada. En este caso, sin embargo, no tiene claro de dónde venían las órdenes para que la Policía no investigase su denuncia más que nada porque se supone que los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado deben ser un ente totalmente independiente del resto. Un caso que todavía dará mucho de qué hablar ya que es una acusación muy grave la que ha caído sobre la justicia española.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here