Compartir

Muchos iraquíes no saben qué rumbo les depara la vida, pero sin duda alguna, quienes no optan por esperar a que algo les caiga del cielo, están pensando cada minuto en salir de allí y es que más de 150.000 habitantes han huido de Mosul occidental desde que comenzó la operación para liberar la ciudad en febrero.

Este registro es un aproximado que envía el gobierno de Irak al congreso de la Organización de Naciones Unidas para gestionar todas las posibles soluciones.

La gente huye en circunstancias muy difíciles

Hay bombas, francotiradores, edificios desplomándose a mitad de camino y marcharse es una decisión muy difícil para muchos, ya que la realidad no es otra que intentar atravesar la ciudad sin que una bala te atraviese, es algo milagroso.

escapar de un pais en guerra

Uno de los hechos que más angustia al Consejo de Seguridad y Protección de la ONU, es el hecho de que las actuaciones de coaliciones aliadas en contra de los grupos radicales que intentan tomar la ciudad también resultan en el asesinato de civiles inocentes. Pero la realidad no es otra, ya que por todas partes la gente pierde sus vidas.

El mando central de operaciones de los estados unidos, afirma que las fuerzas de seguridad de Irak están logrando progresos tangibles.

La batalla por liberar a Mosul es difícil, especialmente, porque el enemigo opera entre la población civil y sabe muy bien cómo evitar que los descubran. Inclusive, los terroristas aprovechan la alta densidad de población de Mosul para confundirse entre los habitantes, ya que, de tal forma, no son descubiertos con tanta facilidad.

Hasta que el cuerpo aguante

No basta con evitar que una bala te alcance o que una pared de dos metros de alto se te caiga encima, hay mucho más.

Las familias que tienen sus hogares muy cerca de las líneas de combate resisten con todas sus fuerzas a esas angustiantes noches sin dormir oyendo las ráfagas de las balas, las bombas cayendo cerca de sus casas y los gritos de dolor y sufrimiento de cualquier ser humano que tengan cerca.

Muchos residentes resultan heridos en los bombardeos, los tiroteos y persecuciones, pero la alerta primordial una vez que te alejas de la zona de peligro, es evitar que, combatientes del autodenominado Estado Islámico, disparen contra cada uno de los civiles que quieren abandonar Mosul.

Entre radicalismo, falta de comunicación, anarquía total y peligro inminente, es lo con lo que deben lidiar día a día las familias que aún siguen atrapadas en la zonas de guerra, como en Mosul.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here