Compartir

Las compañías que trabajan en el exterior deben adaptar y traducir sus textos a la lengua de los países en los que operan, para lo que necesita lingüistas expertos

El porcentaje de empresas españolas que vendieron en el exterior el pasado año 2018 registraron un incremento más de un 20%. En este impulso ha influido, sobre todo, el comercio online, un canal de ventas que no ha dejado de crecer en los últimos años gracias al menor coste que implica con respecto a otras iniciativas como la apertura, por ejemplo, de una sede en el país destino en el que vende.

Ante esta tendencia y con el objetivo de mejorar e incrementar la presencia de las empresas en estos países, las compañías se están viendo en la obligación de adaptar sus contenidos y sus productos a las lenguas oficiales de los países a los que exporta. Un trabajo que se debe hacer de una forma profesional para no se quiere caer en errores y perjudicar la imagen de marca de la compañía en estos países que son nuevos para ella.

Por ello y si quiere trasladar fielmente el contenido y la imagen de una empresa al exterior es crucial que encargue la traducción de sus documentos y su presencia online a lingüistas expertos. Contratar a una agencia de traducción profesional con una o varias certificaciones de calidad es la opción más sensata, a menos que quiera arriesgarse a que una mala traducción empañe la buena imagen de su compañía en el extranjero.

En este sentido, aunque parezca mentira, son muchos los casos conocidos en los que una empresa o una institución encarga la traducción de sus textos a personas que no dominan el idioma requerido, lo que da lugar a situaciones en las que el prestigio de la marca o el producto se devalúa, generando unas grandes pérdidas en términos económicos y de reconocimiento de marca.

Entre estos casos destaca, por ejemplo, la traducción realizada desde el Ayuntamiento de Santander, institución que tradujo por la utilización de la herramienta Google Translator el Centro Botín de Santander como “Centro de Pillaje”. Algo que se podría haber evitado con la contratación de profesionales de la traducción.

Las páginas web, el escaparate de la empresa en el exterior

Dentro de la actividad en el exterior de las empresas, las páginas web cada vez juegan un papel más importante a la hora de vender y de dar a conocer sus productos en el ámbito internacional. Debido a ello, los textos que están colgados en la plataforma deben estar redactados en el idioma de una forma correcta y, sobre todo, siguiendo la forma del uso de la lengua del país de destino.

Y es que son muchos los que creen que una traducción literal es una traducción correcta. Ni mucho menos y más cuando estamos hablando de la utilización del lenguaje con un fin publicitario o de marketing. En estos casos, para sintetizar las ideas y enviar los mensajes correctos hay contar con traductores que dominen la lengua de una forma natural.

Estas traducciones tienen que ser amigables y tienen que estar redactadas de tal modo que puedan conseguir el mejor posicionamiento web posible, permitiendo que la página de la empresa aparezca en los primeros lugares de los buscadores en el lenguaje traducido. Este servicio, por ejemplo, es uno de lo más solicitados a la compañía LinguaVox, que también cuenta con un servicio de traducción diaria de contenidos web, publicaciones en redes sociales y SEO.

Documentos oficiales perfectos

A la hora de llevar a cabo traducciones de documentos oficiales estos tienen que ser llevados a cabo por traductores jurados habilitados por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Los documentos más solicitados por las empresas en este campo son los contratos, demandas judiciales, escrituras de constitución de una empresa, así como  informes jurídicos.

En estos casos no sirve la traducción realizada por una persona que no tenga este título, ya que las administraciones e instituciones del país en el que quiere operar la compañía solicitan que la traducción sea jurada para garantizarse que la traducción es fiel y exacta al documento original.

La empresa LinguaVox, para ofrecer todos estos servicios de una forma especializada y dar seguridad a sus clientes, está acreditada por una doble certificación de calidad, ya que los procedimientos de gestión de la calidad cumplen las exigencias de la norma ISO 9001:2008, y la norma europea UNE EN-15038:2006, la específica del sector de la traducción.

Así que si tu empresa quiere llevar a cabo la traducción a otros idiomas de su web, de dossieres informativos, documentos jurídicos, técnicos o profesionales, entre otros, debe contar con el apoyo de una empresa especializada como LinguaVox, que es capaz de traducir hasta en 150 idiomas diferentes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here