Compartir

Puede ser que muchas personas todavía no estén pensando en el verano. Sin embargo, se da el caso de que hay otras muchas que no solo están pensando en la época estival sino que ya están haciendo todas las gestiones necesarias para poder encontrar lo que están buscando a los mejores precios. Algo que este año no podrá ser del todo posible ya que se ha experimentado un encarecimiento dentro del sector.

Las zonas costeras las que más suben

No hay duda de que cuando se produce una subida en los precios, las zonas de costa son las que primero se ven afectadas. Y este año no va a ser una excepción. No en vano, por poner un ejemplo paradigmático dentro de la geografía española, el precio medio de la oferta hotelera de Benidorm, en Alicante, ha aumentado en un 10%.

Pero es que además, hay zonas que han sufrido un aumento mayor como son las que están dentro de la comunidad autónoma de Andalucía. Allí el incremento en los precios ha sido de un hasta un 25% en algunos casos concretos. Una subida que se tiene que explicar como consecuencia de la ligera recuperación económica que ha experimentado el país.

El turismo de interior se revaloriza

Pero claro, ante la subida de este tipo de turismo, siempre hay alguien que sale beneficiado. Nos estamos refiriendo al turismo de interior o turismo rural. Mientas que las zonas costeras aumentan los precios. Estas casas rurales y estos hostales ubicados en ciudades emblemáticas de la geografía española, bajan sus precios. Así no solo son más competitivos sino que pueden captar un buen número de clientes, los cuales, pretenden fidelizas. El objetivo no es solo atraerles sino hacerles ver que en n futuro esta alternativa de turismo es realmente buena y beneficiosa para él y su familia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here