Compartir

Desde que Hugo Chávez murió, fueron muchas las personas, de dentro de las fronteras venezolanas y de fuera, las que pensaban que todo podía ir a mejor a pesar de que Maduro fuera incluso más duro que su predecesor.

Sin embargo, a pesar de que la idea de unas elecciones libres al gobierno se vendió como un éxito, se está comprobando a día de hoy que esto no es así bajo ningún concepto y más viendo los últimos acontecimientos que se están produciendo.

Represión a los ciudadanos y presos políticos

Estas son dos de las claves que a día de hoy hay que poner en contexto. Y todo ello tras el intento de golpe de estado de Nicolás Maduro, el cual, no tiene ninguna clase de problema a la hora de actuar con una gran represión sobre aquellos venezolanos que se declaran contrarios a sus ideas. Y todo ello sin contar con algunos presos políticos, los cuales, únicamente han sido metidos entre rejas por decir públicamente que Maduro no es digno de Venezuela.

España entre los países mediadores

Y ante esta situación, algunos países como es el caso de España, han decidido mediar para tratar por todos los medios de que la situación vuelva un poco a su cauce. Es por ello por lo que no se ha escatimado en recursos para que el expresidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, vuele en repetidas ocasiones al país latinoamericano con el objetivo no solo de rebajar las tensiones sino de saber los motivos reales por los que se están llevando a cabo encarcelamientos políticos. De paso, y como hemos podido ver en las últimas horas también se trata de interferir, con éxito por cierto, en la liberación de uno de ellos como es el caso de Leopoldo López cuya familia está muy agradecida al mandatario español por su interés.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here