Compartir

Hace unos días, como viene sucediendo desde que Donald Trump fuera elegido presidente de Estados Unidos, un nuevo escándalo relacionado con sus políticas saltaba a la palestra. Y es que se hacía efectivo el veto de carácter migratorio según el cual se prohibía que cualquier persona de alguno de los países que estaba en su “lista negra” pudiera acceder a territorio norteamericano.

Sin embargo, el juez del estado de Whasington revocó este veto de modo que al menos a día de hoy, todavía las personas que vengan de esos países pueden entrar en territorio estadounidense. La pregunta es si este veto será permanente o la Casa Blanca, con el señor Trump a la cabeza terminará por ceder a las presiones a las que se le está sometiendo.

Las empresas más importantes de Estados Unidos no quieren el veto

Esto es una realidad que se está viviendo a día de hoy. Hay que tener en cuenta que actualmente, en pleno siglo XXI y en plena era de la globalización, son muchas las empresas las que no dudan ni un solo instante en acudir a otros países para encontrar el talento que les falta. Un talento que puede estar en alguna de esas naciones vetadas por su actual presidente.

Tal es así que corporaciones tan importantes dentro de la economía Estadounidense como puede ser el caso de Google o Facebook ya han dado la voz de alarma y han asegurado que seguirán haciendo todo lo posible, con veto o sin él, para no renunciar al talento que encierra esos países y que les puede avanzar en un mundo tan complejo y tan competitivo como es el de la tecnología. Ahora solo falta saber si Trump cederá a este órdago o lo aceptará y lo jugará. El tiempo lo dirá y pondrá a cada uno en su lugar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here