Compartir

A decir verdad esto que ha sucedido era de esperar. Más que nada porque cuando se detiene a alguien con tanta influencia y con tanto poder como es el caso de Ignacio González, es normal que siempre haya gente alrededor de él que tenga una cierta implicación en sus asuntos. Uno solo no puede crear una trama como la que se ha orquestado alrededor del Canal de Isabel II. Por todo ello, el juez Eloy Velasco, tras escuchar unas grabaciones que la Policía llevo a cabo dentro del marco de la investigación, ha podido sacar una derivada muy interesante. Tan interesante como que son coacciones a Cristina Cifuentes y su equipo.

Presiones y coacciones que llegan desde la prensa

Esto es, sin lugar a dudas, lo más llamativo de todo. Y es que lejos de pensar que son los propios políticos los que llevan a cabo estos juegos, ha sido la prensa más cercana al Partido Popular la que se ha encargado, o al menos eso es lo que ha intentado, de que todo este asunto no salga a la luz pública. No en vano, en las grabaciones que están en poder del juez se pueden escuchar las voces de Mauricio Casals y Francisco Marhuenda, presidente y director de La Razón como insultan a Cristina Cifuentes y la descalifican con el objetivo de que ceda a sus presiones y con el objetivo de que no denuncie el caso Lezo.

Lejos de caer en saco roto estas conversaciones, el juez cree que hay un delito muy claro que no es otro que el de coacción así como el obstrucción a la justicia ya que se está intentando por todos los medios que no salgan a la luz algunos aspectos que pueden ser claves para la investigación de un caso de corrupción como es el que hay alrededor del Canal de Isabel II. Ahora solo falta saber qué argumentos esgrimirán los acusados cuando el juez los cite.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here