Compartir

El designado ministro de Economía recibió carta desde el Instituto de Finanzas Internacionales IIF, ya que ha puesto en valor el inicio de la negociación desde ahora mismo para llegar a acuerdos voluntarios.

Este nutrido grupo de banqueros unidos en el IIF urgen en la renegociación de la deuda, según lo han manifestado en una carta dirigida al ministro Martin Guzmán a quien solicitan inicien lo más pronto posible las conversaciones con los proveedores, como una vía más certera de conseguir acuerdos de manera voluntaria.

Afirman que estas discusiones fomentadas de forma temprana entre el comité de acreedores privados y el deudor soberano, con un acompañamiento muy de cerca del sector oficial resultan primordiales si se quiere un acuerdo voluntario eficaz en lo referente a la reestructuración de la deuda, según su comunicación escrita publicada por el Financial Times.

Por su parte el IIF sostiene que, lo que como institución les corresponde es brindar apoyo a las pautas preestablecidas según lo aprobado en el 2004 por el G20, referidas a los Principios para los flujos de capital estables y la reestructuración de la deuda justa.

Según estos principios en este proceso de reestructuración en efecto “es necesaria la discusión temprana entre el comité representativo de acreedores privados y el deudor soberano, en estrecha consulta con el sector oficial”

Respecto a lo que debe abarcar, señalan desde el IIFlo siguiente:  “el marco macroeconómico general”, así  como los objetivos plurianuales, los objetivos generales de política fiscal y los subyacentes respecto a las perspectivas para el aumento del PBI así como la deuda publica bajo supuestos alternativos referidos a la reestructuración de la deuda.

Destacaron que la discusión es más que relevante con el fin de conseguir tales acuerdos voluntarios para reestructurar la deuda pero sobre una justa distribución de la carga, incentivando mayor participación del sector privado, crecimiento de la producción renovado y deuda con sostenibilidad.

Se espera que Guzmán inicie las propuestas de renegociación este miércoles y según lo que hasta ahora ha trascendido por diferentes medios, el ministro incluirá en el programa la postergación de los vencimientos a dos o tres años tanto de capital como de intereses.

Tras la presentación hecha por Guzmán en las Naciones Unidas el pasado mes de noviembre, el ministro de economía argentino maneja como fecha límite marzo y desvela un default para diciembre.

Guzmán muestra su desacuerdo en continuar recibiendo los 12.000 millones de desembolso restantes del préstamo con el FMI, salvo que sea para llevarlos al sector productivo, también apunta a que es imprescindible que la economía vuelva al camino del crecimiento del PBI para coincidir en un superávit primario.

Pero aún le falta saber cuáles son los números con los que cuenta para convencer a los acreedores el próximo 2020.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here