Compartir

Repasamos los motivos por los que estos préstamos veloces están ganando más y más terreno.

Comienza 2019 y comienza uno de los meses más complicados del año. Enero es conocido por ser el mes de los propósitos de Año Nuevo, como también por ser ese periodo de 31 días en el que hay que hacer auténticos malabares para que la economía doméstica no se asfixie tras los enormes excesos de las navidades.

Son fechas en las que, por necesidad, se suele usar la tarjeta de crédito para paliar determinados gastos y aplazarlos con el fin de hacer su pago algo más llevadero. Sin embargo, es también la época en la que los créditos rápidos son más solicitados, de hecho, cada vez se piden más que las solicitudes a través de tarjetas de crédito.

Es una realidad, las personas prefieren recurrir a estos créditos antes que a las tarjetas. Aunque no son demasiado antiguos, su popularidad se ha disparado a medida que las personas entran más en internet, y es algo que resulta bastante llamativo para todo aquel que comienza a meter la cabeza en este terreno. ¿A qué se debe este auge de los créditos rápidos como alternativa a las tarjetas de crédito?

Lo cierto es que las razones no son pocas, como tampoco vagas. De hecho, vamos a repasarlas aquí para que sepas a qué se debe este crecimiento y decrecimiento que se ve al observar ambos campos al mismo tiempo.

Por qué los créditos rápidos son la alternativa a las tarjetas de crédito

Vamos a dar cuatro porqués para entender a qué se debe el aumento de solicitudes de préstamos rápidos y la bajada de transferencias con tarjetas de créditos. Son razones que, como podrás ver, no hacen más que alimentar la idea de que este producto económico es el más recomendable en la actualidad para inyecciones rápidas de dinero.

Por la variedad que hay disponible

Para comprobar esto que acabamos de decir, tan solo tienes que entrar en una web de créditos rápidos como Creditosrapidos10min y echar un vistazo. La cantidad de propuestas diferentes que hacen las distintas entidades financieras es tanta y tan variada, que es difícil no encontrar algo que se amolde a las necesidades del consumidor que busca. Es posible encontrar productos financieros como créditos rápidos, microcréditos o préstamos personales urgentes, que ofrecen dinero rápido a través de Internet sin apenas requisitos, pudiendo realizar la solicitud a través de Internet sin papapeleos.

Numerosas opciones pensadas para satisfacer a distintos tipos de persona y, por tanto, una satisfacción prácticamente garantizada para todo aquel que se adentre en este terreno. La variedad disponible en lo que respecta a créditos rápidos es algo totalmente indiscutible.

Por la rapidez de los trámites

Este es uno de los puntos más interesantes de este tipo de créditos y, precisamente, lo que los ha convertido en algo tan famoso y solicitado. Realizar el trámite de solicitud de estos productos es algo que se puede hacer en menos de diez minutos, lo que a su vez puede darte el dinero que buscas en menos de un día, o incluso de un cuarto de hora.

Puedes comprobarlo por tu cuenta en Younited Credit. Entras, rellenas el formulario con los datos que se te pidan, aportas la documentación solicitada y esperas unos segundos. Si aprueban tu caso te darán el dinero en lo que canta un gallo.

Por las sumas de dinero que puedes solicitar

A diferencia de lo que sucede con los microcréditos, los préstamos rápidos no están tan restringidos a la hora de solicitar cantidades. De hecho, se pueden solicitar cifras bastante elevadas a la entidad sin problemas, aunque hay que tener en cuenta la asunción tanto del plazo como de los intereses que se puedan sumar.

Desde inyecciones de dinero rápidas y pequeñas hasta sumas de capital bastante importantes para dar comienzo a proyectos ambiciosos. El abanico es casi tan amplio como la cantidad de propuestas a las que acceder en el mercado, por lo que hay lugar para todo tipo de solicitudes.

Por la flexibilidad en los pagos

Una de las mayores complicaciones de los consumidores, y precisamente lo que hace que sean menos propensos a solicitar un crédito de cualquier tipo, es la posible incapacidad para asumir el pago en el plazo de tiempo que se pide. El no poder pagar la devolución del dinero puede traer muchos problemas.

Sin embargo, con los créditos rápidos no es así, muchas de las entidades son bastante flexibles y conceden prórrogas sin ningún coste adicional, lo que permite tener algo más de oxígeno y tiempo para poder pagar el dinero solicitado. Una ayuda muy interesante, sobre todo para hogares donde haya apuros económicos e imprevistos.

Estas son las razones que han alimentado el motor que ha impulsado a los préstamos rápidos. Fáciles de pedir, veloces en la transacción y con cierta flexibilidad para no apretar a los clientes que tienen más complicaciones. Son un producto necesario.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here