Compartir

Que la victoria de Donald Trump en las últimas elecciones de Estados Unidos ha sido un jarro de agua fría para medio planeta es algo que no se puede negar bajo ningún concepto. Sin embargo, a pesar de que haya supuesto un duro golpe, a día de hoy todavía se echa en falta una reacción desde las filas del partido demócrata. Más que nada porque parece, de hecho muchos analistas políticos así lo aseguran, que la herida que el magnate norteamericano abrió, todavía está muy lejos de cerrarse.

Los votantes demócratas necesitan la reconstrucción del partido

Esto es un hecho. Si por algo se ha caracterizado el partido demócrata con el paso de los años es por ser un partido que siempre ha luchado ante las injusticias. Asimismo también ha sido considerado como una formación política que siempre trata de unir filas con el objetivo de que los más desfavorecidos tengan un punto de respaldo.

Pues bien, todo esto es lo que piden los votantes. No en vano, desde que Hillary Cilinton perdió las elecciones, han sido los votantes del partido demócrata los que han salido a las calles para protestar por las políticas que el señor Trump quiere llevar a cabo. Unas acciones que, curiosamente, solo han sido respaldadas por el presiente saliente, Barack Obama. Una actitud que si bien es cierto es de elogiar, no hay que perder de vista que la mujer de Bill Cinton, quizá, es la que tenía que haber dado la cara hasta que su partido cosa las heridas.

Porque la descoordinación de los demócratas no está haciendo otra cosa que favorecer el gobierno del actual inquilino de la Casa Blanca, el cual, parece que tiene toda la libertad del mundo para hacer y deshacer a su antojo. Una situación que por el bien de toda la ciudadanía estadounidense, tiene que cambiar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here