Compartir

Hablar de Nicolás Maduro es hablar de un hombre que es cuando menso peculiar. Por ello, no es de extrañar que cada día Venezuela amanezca con alguna excentricidad suya. La última la tenéis en estas mismas líneas  y tiene que ver con la creación de una nueva constitución que no haría otra cosa que dificultar mucho a la oposición llegar al poder. Un movimiento que muchos ciudadanos consideran como un paso previo a una dictadura. Algo que no se aleja mucho de la impresión que desde otros países se tiene del personaje venezolano.

¿Quién redactará esta constitución?

Pero, yendo un poco más allá, se podía llegar a pensar que no es una mala idea del todo. Y es que pudiera ser que la creación de un nuevo marco constitucional diera más derechos y estableciera unas nuevas reglas del juego de manera que todos pudieran participar en igualdad de condiciones. Pero claro, esto no parece que vaya a suceder sobre todo cuando las 500 personas que serán elegidas para la redacción de la misma serán elegidas por el propio Nicolás Maduro y por algunos de sus más allegados. Entonces, a pesar de las palabras del venezolano, ¿qué garantías hay de que todo esto llegue a buen puerto?

Efectivamente. Ninguna garantía. Por todo ello, desde la oposición ya se está trabajando para que tanto dentro como fuera del país haya un movimiento que impida a Maduro redactar un conjunto de leyes que le permitan perpetuarse en el poder. Son tantas las penurias las que está pasando el pueblo venezolano, a todos los niveles, que un cambio de este calado no haría otra cosa que empeorar toda la situación. El problema es que no se sabe muy bien cómo se puede detener todo este asunto teniendo en cuenta el poder mediático que tiene este peculiar líder de masas actualmente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here